Tan solo un día después de la presentación de las nuevas bicicletas de Bicimad, otro medio de transporte compartido estrena novedades. Y es que hoy se ha anunciado que los nuevos patinetes eléctricos de Madrid integrarán sistemas para evitar la circulación por la acera o su estacionamiento indebido en zonas no habilitadas.

Estos nuevos dispositivos comenzarán a circular a partir de mayo, con un nuevo límite fijado en los 6.000, en lugar de los 10.000 actuales, con lo que se pretende «racionalizar el uso de la vía pública».

Las innovaciones tecnológicas impuestas en las autorizaciones para el arrendamiento de los nuevos patinetes permitirán subsanar los principales problemas que actualmente generan en Madrid: estacionamientos indebidos en zonas peatonales y la circulación por zonas no permitidas.

Los nuevos patinetes eléctricos compartidos que operarán en Madrid no permitirán la circulación ni el estacionamiento en zonas indebidas (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

La pregunta que surge entonces es: ¿cómo se podrán evitar estos problemas? Las innovaciones que incorporan los patinetes hacen que los vehículos se paren al circular por zonas peatonales, a través de tecnología GPS, y prohíben aparcarlos en zonas no habilitadas para ello en el distrito Centro, mediante un pitido y una multa.

En el resto de la ciudad, se podrá estacionar fuera de las reservas siempre que no exista una plaza para motocicletas, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del punto de estacionamiento.

Además, todas las empresas adjudicatarias se han comprometido a la retirada de vehículos aparcados incorrectamente en el plazo de una hora a partir de su detección, así como a incluir un registro de estacionamiento mediante apps en las que los usuarios incluyan una fotografía y ubicación del patinete al abandonarlo.

Un hombre circula con patinete eléctrico en Madrid (Foto: EP)

Las innovaciones en los patinetes eléctricos han sido presentadas esta mañana por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, quien ha detacado la apuesta del Consistorio por un modelo de micromovilidad compartida «más ordenado, seguro e integrado» en las diferentes plataformas de movilidad.

Más ordenado porque «se limita la zona de estacionamiento de los patinetes», más seguro porque se incluyen «nuevos elementos como las luces reflectantes y la imposibilidad de circular por vías peatonales», y más integrado porque «necesariamente» los vehículos estarán en la aplicación Madrid Mobility 360, ha explicado el concejal delegado.

Los nuevos patinetes eléctricos compartidos que operarán en Madrid no permitirán la circulación ni el estacionamiento en zonas indebidas (Foto: Consistorio)

Por el momento, seis empresas diferentes ofrecen sus patinetes eléctricos en Madrid. A partir de mayo serán solo tres –Lime, Dott y Tier–, ya que el Ayuntamiento considera que «una fragmentación excesiva de las empresas» supone «un freno» para la implantación efectiva de los patinetes, acercándose así al modelo de ciudades como París y Londres.

Además, la nueva normativa a partir de mayo contempla una reducción del número de patinetes en un 40%, pasando de 10.000 a 6.000, con el objetivo de «favorecer la integración de todos los modos de transporte» y «racionalizar el uso de la vía pública».

En este sentido, son 4.821 vehículos los que actualmente están desplegados, por lo que la limitación en las autorizaciones no supondrá una reducción en el número de patinetes operativos.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.