OPINIÓN/ SONIA BAÑOS_ La situación en Getafe es cada vez más tensa. Algo que desde luego se veía venir. La politización que desde siempre ha existido con muchas de las asociaciones de vecinos más antiguas como caldo de cultivo para la movilización de las masas del anterior gobierno, ahora tienen otra función. En lugar de apoyar, crispar. Podrán decir que siempre ha habido una cultura participativa en todos los centros cívicos de la localidad donde se ha exigido al ex alcalde Pedro Castro lo necesario para cada uno de los barrios, estaría bueno, pero la realidad no es esa. La realidad es que esas asociaciones (no todas, ojo y está probado en numerosos artículos que se han escrito con nombres y apellidos), tenían como abanderados a afiliados socialistas que servían muy bien para cualquier movilización que se quería hacer desde el ejecutivo. Y ahora hacen un gran trabajo a la oposición. La última ha sido el incidente en la parcela J del Sector III. Simplemente lamentable el espectáculo de todos y el comportamiento de cada uno de ellos. Los niños que vieron la estampa están aprendiendo un comportamiento cívico ‘envidiable’. A mí me dió vergüenza ajena y conozco a cada uno de los que estaban allí.

Luego, la guerra de comunicados. Allá cada cual con lo que hace pero desde luego ningún bien para los ciudadanos de a pie que iban a las fiestas y se tuvieron que ir abochornados por lo que sucedió esa tarde. 

 Sonia Baños

Sonia Baños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.