Publicidad

La rebaja de 20 céntimos en los carburantes se aplicará desde este viernes. Se trata de una de las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el marco del Plan contra el impacto de la guerra en Ucrania.

Esta rebaja ha suscitado la polémica en gasolineras que no podrán hacer frente al anticipo al que les obliga la medida. Así, algunas estaciones de servicio han aplicando subidas en los precios esta semana, principalmente en gasolineras low cost.

Publicidad

Ante ello, las gasolineras podrán pedir desde mañana, viernes, el anticipo a la Agencia Tributaria por la bonificación al combustible aprobadas por el Gobierno. La idea es que puedan las gasolineras empezar a cobrarlas desde la próxima semana.

La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha recordado que este viernes entran en vigor medidas «importantes» que beneficiarán a los consumidores, «fundamentalmente la del precio del carburante».

De esta forma, ha destacado la importancia de la rebaja por litro a la hora de «aligerar las economías de las familias, trabajadores y transportistas». Así, ha afirmado que espera «seguir contando con los gobiernos de todas las autonomías, agentes sociales y partidos políticos» respecto al Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania aprobado por el Gobierno de España, que ha calificado como «dinámico y abierto».

Sánchez anunció la rebaja el lunes, de la que se podrán beneficiar todos los conductores, no sólo los transportistas, medida que se aplicará hasta el 30 de junio.

«La subida en el precio de los combustibles afecta a todas las familias y, por eso, les anuncio que el Gobierno efectuará una bonificación mínima de 20 céntimos en cada litro de combustible hasta el 30 de junio», ha anunciado. «El gobierno aplicará una rebaja de 15 céntimos -ha agregado- y las petroleras un mínimo de 5. Algunas de ellas ya han anunciado rebajas superiores».

16.000 milllones

La medida se enmarca en el plan del Gobierno, cifrado en 16.000 millones de euros, para hacer frente a los efectos de la guerra en Ucrania a raíz de la invasión de Rusia.

De este montante, 6.000 millones de euros se destinarán a ayudas directas y rebajas de impuestos y 10.000 millones de euros en créditos ICO. Según el presidente del Ejecutivo, el plan incluye 5 ejes: Ayudas a familias, trabajadores y desplazados, Ayudas  al tejido empresarial y Medidas en materia de ciberseguridad, y Medidas en materia energética.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que la rebaja de carburante entre abril y junio para todos los ciudadanos que ha planteado el Gobierno dentro del plan de respuesta al impacto de la guerra en Ucrania tendrá un coste para el Estado de 1.420 millones de euros y de 473,63 millones para las petroleras.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.