La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid ha aprobado este jueves de forma inicial el nuevo Plan Especial para el frontón Beti-Jai, en Chamberí, por el que podrá ser cubierto y amplía sus usos al ámbito cultural y educativo además del deportivo.

La meta, según ha aseverado Inmaculada Sanz, portavoz del Ejecutivo local, es «poner en valor este edificio singular y permitir que, definitivamente, entre en funcionamiento y lo disfruten los ciudadanos». Precisamente este fin de semana podrá ser visitado por los asistentes a la jornada ‘Madrid, Otra Mirada’, entre cuyos espacios se incluye el singular frontón.

El inmueble, ubicado en la calle Marqués de Riscal, ocupa el centro de una manzana, rodeada de viviendas, y tiene una superficie construida de 4.579,94 m2. Actualmente se encuentra en desuso, como recordamos hace unos días en este reportaje sobre los espacios municipales sin uso actual. Esta situación se ha debido fundamentalmente a las limitaciones que acarrea su condición exclusiva como uso dotacional deportivo, tal y como explican.

El alcalde en una visita al frontón de Beti Jai. Foto: Ayto de Madrid.

Con este nuevo régimen de usos culturales y educativos, se facilitan las condiciones para la puesta en funcionamiento del edificio al servicio de la ciudad, sin perjuicio de la protección de las características arquitectónicas del frontón ni de que se puedan reservar o priorizar actividades de carácter deportivo, incluso de tipo pelota.

La declaración BIC (Bien de interés Cultural) cita como uso característico el deportivo, si bien se estima que podría albergar otros usos siempre que se respeten los valores fundamentales que definen el inmueble y su incorporación sea compatible con los criterios de intervención descritos en el Decreto de declaración, entendiendo como tales la comprensión de su configuración espacial, los materiales y sistemas constructivos originales y la decoración propia de cada una de sus partes.

Cubierta traslúcida y ligera

El nuevo Plan también determina que se podrá autorizar el cubrimiento del patio y de la cancha de juego en las condiciones previstas en las Normas Urbanísticas, de modo que la superficie cubierta no compute a efectos de edificabilidad. Siempre que se ajuste a lo establecido, la cubierta será traslúcida, ligera y disociada de la edificación, adelantan desde el Consistorio madrileño.

De este modo, no se afecta a los valores que motivaron la declaración del inmueble como BIC, ya que desde el espacio interior se puede seguir apreciando el tratamiento de fachada urbana, creando la percepción de plaza pública.

El incremento de un 10% sobre la edificabilidad existente se podrá autorizar, en su caso, situado bajo la cancha de juego. Sin embargo, no se podrá autorizar la alteración de la envolvente del edificio.

Todo ello con la finalidad de asegurar el adecuado funcionamiento y uso del conjunto del edificio, mediante la mejora de sus condiciones de habitabilidad y uso. Tras esta aprobación inicial, el Plan se someterá al correspondiente periodo de información pública antes de su aprobación definitiva.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.