El nivel de deterioro que presenta la Puerta de Alcalá requiere una intervención «inmediata». Así lo ha confirmado este miércoles en rueda de prensa el director general de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid, Luis Lafuente, quien ha precisado que el deterioro es mayor en la zona superior del monumento y hay «importantes problemas estructurales» en los grupos escultóricos.

El responsable de Patrimonio también ha avanzado que las obras de restauración del monumento tendrán una duración de un año y costarán unos 3 millones de euros (2.613.255,79). Será en la Junta de Gobierno de este próximo jueves cuando se apruebe esta intervención a través de un contrato de emergencia.

Ya a finales del mes de noviembre la delegada de Cultura, Andrea Levy, adelantó en una comisión del ramo el preocupante estado del emblemático monumento sobre el que ahora se ha determinado que es urgente intervenir.

La Puerta de Alcalá cubierta con una lona de 2.200 m2 con una imagen del monumento a gran resolución – Ayto. Madrid

Tras la realización de diferentes estudios previos en la Puerta de Alcalá, se ha determinado que los dos tipos de piedra que conforman el monumento presentan indicadores de deterioro. Así, «el granito de fachada y cornisa se encuentra arenizado y presenta desplacación». Por otra parte, los vástagos, grapas y refuerzos metálicos de las esculturas presentan un «elevado grado de corrosión».

Estos elementos tienen diversos orígenes, algunos son originales de la fecha de construcción del monumento, obra de Francesco Sabatini en 1778, y otros se han incorporado en las restauraciones.

Así será la restauración de la Puerta de Alcalá

El monumento que protagoniza una de las canciones más emblemáticas de Ana Belén y Víctor Manuel tendrá que someterse a diferentes intervenciones, desde la sujeción mecánica de los grupos escultóricos o el engasado de las partes con riesgo de desprendimiento hasta la retirada de la cubierta de plomo y los rellenos necesarios para alcanzar la base firme.

Puerta de Alcalá, en Madrid (Foto: EP)

Será necesario reconstruir la cubierta con nuevas pendientes, con detalle constructivo de la cubierta de plomo ventilada sobre rastreles, retirar morteros sueltos o en mal estado así como retirar los elementos metálicos oxidados, grapas «y otros añadidos» que afectan al comportamiento mecánico o químico de la pieza. Los trabajos contemplan el sellado con mortero de cal, la restauración de las fachadas mediante limpieza, consolidación e hidrofugante, y control arqueológico.

Análisis vía dron

En julio de 2022 comenzaron los trabajos de estudios previos necesarios para la redacción de un proyecto de restauración de la Puerta de Alcalá. Para ello se realizó un modelo fotogramétrico tridimensional del monumento a partir del vuelo de drones.

Se llevaron a cabo, entre otros, estudios de caracterización de materiales y alteraciones, ensayos de tratamientos de limpieza, consolidación. Se han realizado más de 90 ensayos de diversa índole y para ello se toman muestras de distintas zonas del monumento que se envían a laboratorio para la obtención de información acerca de la composición del material y de los distintos tratamientos aplicados y sus efectos, así como del efecto de la contaminación y otros agentes ambientales sobre cada material.

Letras gigantes formando la palabra ‘Patrimonio Mundial’ en la Puerta de Alcalá de Madrid (Foto: EP)

Tras analizar el estado de la cubierta de plomo, teniendo en cuenta el sistema constructivo y su estado de conservación, se realizaron catas en diferentes zonas y se toman muestras para el ensayo químico de sus componentes y de las afecciones tanto del metal como de los materiales de soporte.

Mírala, mírala, viendo pasar el tiempo…

La Puerta de Alcalá es un emblema patrimonial de la ciudad de Madrid y también del Paisaje de la Luz, bien cultural inscrito en la lista de Patrimonio Mundial desde 2021. Era la antigua entrada a la capital por el camino real de Aragón y Cataluña y constituye una de las cinco puertas históricas principales de Madrid, junto a las de Atocha, Toledo, Segovia y Bilbao.

El actual monumento en honor de Carlos III es la culminación de un proceso evolutivo que comienza ya a finales del siglo XVI, con la construcción de la primitiva Puerta con motivo de la entrada en la ciudad de doña Margarita de Austria, y tendrían que pasar casi dos siglos hasta que el proyecto de Sabatini le otorgase el aspecto que tiene hoy en día.

Puerta de Alcalá en 1858 (Foto: Charles Clifford)

De estilo barroco clasicista, la ornamentación de fachadas se une un programa escultórico de valor simbólico asociado a la ciudad de Madrid, así como a los valores y atributos propios de la corona hispánica, en especial a los del propio soberano Carlos III.

Así, en la fachada oriental, se representan los valores de la Villa y Corte de Madrid
con las alegorías de la Fortaleza, la Templanza, la Justicia y la Prudencia
, y se remata, en el ático, con las Armas Reales del Rey Carlos III sostenidas por la Fama, simbolizando el reconocimiento del Rey.

En la fachada occidental, el conjunto escultórico representa un conjunto de panoplias ordenadamente colocadas a lo largo de toda la cornisa superior y dos más, de mayor importancia y envergadura, como remate del ático.

Ambas fachadas exhiben la inscripción ‘REGE CAROLO III ANNO MDCCLXXVIII’ (Rey Carlos III, año 1778). Se trata además de un monumento catalogado con los más altos niveles de protección.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.