Publicidad

El gestor nacional de navegación aérea Enaire ha establecido un dispositivo especial de medidas de gestión del espacio aéreo con motivo de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que se celebra esta semana en Madrid, donde los vuelos más afectados resultarán los drones.

Controladores militares en el Centro de Control de Enaire en Madrid – RAFAEL GARCÍA SÁNCHEZ – Archivo

La cumbre de la OTAN reunirá a unas 40 delegaciones y más de 100 aeronaves relacionadas con este evento que volarán por el espacio aéreo español.

Publicidad

Así, el vuelo de drones estará restringidos en las áreas de las inmediaciones a los espacios donde se celebren reuniones o actividades de la cumbre de la OTAN, según las directrices recibidas del Grupo interministerial del gestión de la citada cumbre.

El objetivo de este dispositivo es garantizar la eficiencia y seguridad de los vuelos de los Estados participantes, de emergencias o contingencias en coordinación con todo el tráfico aéreo nominal de esos días gestionado por Enaire.

Coordinación con controladores militares

Para la gestión de estos vuelos, los controladores aéreos de Enaire del Centro de Control de Madrid, ubicado en Torrejón de Ardoz, y de la Torre de Control del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas están en coordinación con los controladores militares y la Base Aérea de Torrejón.

«Las Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han puesto en marcha unos potentes sistemas de protección y seguridad aérea para hacer frente a posibles riesgos sobre esta Cumbre.

Enaire ha coordinado y ha adaptado la gestión del tráfico aéreo en la Zona Centro de la Península para adaptarse a estos sistemas.

Se han reforzado los servicios y turnos de personal, así como sus sistemas de navegación, comunicación y vigilancia, para asegurar el desarrollo optimo de las operaciones militares y del tráfico civil», según explicó el director de coordinación Civil Militar de Enaire, Manuel Gimeno.

Coordinación del dispositivo

El director de Operaciones, Xavier Benavent explicó que «desde marzo en que se iniciaron las coordinaciones, ha sido necesario realizar múltiples reuniones entre el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Interior, Enaire y Aena para garantizar la eficiencia del dispositivo de Seguridad de la Cumbre y, a la vez, la mínima afectación a las operaciones comerciales del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas».

«En estrecha coordinación con Presidencia del Gobierno, todos los organismos se han empleado a fondo y han dedicado todos los recursos necesarios para que no haya fisuras en las coordinaciones.

Desde Enaire en particular, se han realizado adicionalmente todas las gestiones necesarias con el Gestor de Red Europeo, Eurocontrol, para mantener sin alteraciones significativas el flujo de aeronaves de la red europea que sobrevuelan nuestro espacio aéreo», explicó Benavent.

En la elaboración del dispositivo especial han participado junto a Enaire la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), la Dirección General de Aviación Civil, Aena, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Polícía Nacional y Guardia Civil) y las Fuerzas Armadas.

Entre las medidas de seguridad y ciberseguridad adoptadas destacan el cinturón de seguridad alrededor de la Base Aérea de Torrejón y Barajas, el refuerzo de seguridad física y restricciones de acceso en el Centro de Control de Enaire en Madrid, el refuerzo de las medidas de ciberseguridad y protección de los sistemas de comunicación, navegación y vigilancia del gestor, así como medidas adicionales de seguridad en infraestructuras críticas.

Las Fuerzas Armadas han reforzado su sistema de alerta

Cazas del Ejército del Aire, artillería antiaérea y helicópteros NH-90 blindan desde este lunes el espacio aéreo español junto a aviones de la OTAN para garantizar la seguridad de la cumbre que la Alianza Atlántica celebra esta semana en Madrid.

Las Fuerzas Armadas han reforzado su sistema de alerta ante intromisiones aéreas y a ellas se han sumado los aviones de control y vigilancia aérea de la OTAN AWACS, dotados con un gran radar en su parte superior.

El Ejército del Aire cuenta con los F-18 del Ala 12 en la base de Torrejón, aunque también están alerta los Eurofighter de otras unidades, para salir al encuentro en menos de quince minutos de cualquier aeronave no identificada o que no cumpla con los planes de vuelo previstos dentro del espacio aéreo español.

Este procedimiento es el habitual de control de vuelo, aunque en este caso se ha reforzado con motivo de la celebración de la Cumbre. Habitualmente, es el CAOC de la OTAN ubicado precisamente en Torrejón el encargado de vigilar el espacio aéreo sur de la Alianza.

En caso de detección de alguna irregularidad, se avisa al país afectado para el despegue de sus cazabombarderos y, en último caso de alerta, la responsabilidad de derribo recae sobre la autoridad competente. En España, esa competencia la tiene el titular de la cartera de Defensa, ahora Margarita Robles.

La Cumbre de la OTAN estará además protegida por una unidad del Mando de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra y un completo sistema antidrones que se suma al también desplegado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Todo ello forma parte de un dispositivo especial cuya responsabilidad recae en el Mando Operativo Aeroespacial, responsable del seguimiento de las operaciones de vigilancia, seguridad, control y policía aérea en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Esta base está además preparada para centralizar la llegada de las delegaciones internacionales que participarán en la Cumbre. En ella aterrizarán una treintena de las 40 comitivas que llegarán a España (las otras diez lo harán en el aeropuerto de Barajas, la mayoría de ellas porque llegan en vuelo comercial).

Esto supondrá el recibimiento de medio centenar de aviones durante los próximos días, ya que muchas delegaciones llegan en un único aparato pero hay varias que suman más de un avión. Es el caso de Turquía, con tres aeronaves, o de Estados Unidos, que suma hasta ocho aviones más un helicóptero que ya llegó a Madrid hace días.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.