Publicidad

El Ayuntamiento está preparando un nuevo contrato para continuar el año que viene con la prestación del servicio de asesoramiento que actualmente se lleva a cabo en la Oficina Antiocupación. Así lo ha anunciado la alcaldesa, Mariola Vargas, esta mañana durante una rueda de prensa, donde ha detallado que el Consistorio está licitando para sacar en concurso abierto esta actividad.

«Es lo que permite la Ley. La Ley no permite reiterar en el tiempo contratos menores, porque serían contratos estructurales y eso sí que sería fraccionamiento de contrato. Lo que sí se puede hacer es licitar, hacer unos pliegos, y sacar a libre concurrencia el servicio», describe Vargas.

Publicidad
Mariola Vargas, alcaldesa de Collado Villalba, durante una rueda de prensa

Los resultados obtenidos por la Oficina Antiocupación han sido lo suficientemente satisfactorios, en opinión del Gobierno local, para volver a contratar esta actividad. «Sí, ha sido positivo, han asesorado a todas las personas que así lo han solicitado y eso es lo que nos transmiten los afectados por la ocupación, que es a quien nosotros defendemos, aquellas personas afectadas por un delito penal que es la ocupación de viviendas de propiedad privada». En total, durante estos meses de trabajo en la Oficina, se han registrado 314 consultas, de las que se han abierto 121 expedientes, todos a propietarios particulares, según ha concretado el concejal de Seguridad, Miguel Aisa.

Contrato mediático

El contrato actual de la Oficina Antiocupación se firmó con una duración de seis meses (del 1 de julio al 31 de diciembre) para prestar el servicio de asesoramiento a las personas afectadas por la ocupación de sus inmuebles. Desde el Consistorio se buscaron «abogados que asesoraran especializadamente en temas de ocupación de viviendas, eso es lo que se contrata», detalla la regidora, que también explica que se trató de un contrato menor, con una cantidad de 15.000 euros por los seis meses del servicio.

Publicidad
Cartel de la Oficina Antiocupación, antes de ser colocado en la fachada

Hace unas semanas, este contrato saltó a las primeras planas de los medios de comunicación tras la denuncia de la Asamblea de Vivienda de Villalba, que desveló que el contrato por el que presta servicio la Oficina Antiocupación fue firmado por el Ayuntamiento y una empresa de la que es dueño el propietario de Desokupa Exprés, una compañía de desocupación «con historial violento y delictivo», afirmaron los portavoces del colectivo vecinal, quienes también reclamaban al Consistorio mayor transparencia en lo relativo a este servicio.

«La Organización Nacional de Afectados por la Okupación, ONAO, en realidad no es más que una asociación pantalla elegida para encubrir al verdadero beneficiario del contrato con la Oficina Antiocupación: Desocupaciones Técnicas S.L.», explicaron entonces en la Asamblea de Vivienda. Esta compañía, relató Pablo López, miembro de la Asamblea de Vivienda, «pertenece única y exclusivamente a Salvador Palazón Marquina, fundador y propietario a su vez de Desokupa Exprés».

Fuentes municipales respondieron con un comunicado en el que detallaban que el contrato por el que se rige la Oficina Antiocupación es un contrato menor, por lo que no es necesaria su publicación, «no obstante obviamente se respetaron escrupulosamente los requisitos del artículo 118 de la Ley de Contratos del Sector Publico. «Esta administración», afirman desde el Consistorio, «no entra ni debe entrar a valorar posibles situaciones jurídicas que mantenga el administrador de la sociedad contratada, mercantil de la que no existe constancia que tenga impedimento legal alguno para contratar con la administración pública»

Publicidad
La Asamblea de Vivienda de Collado Villalba denuncia el contrato de la Oficina Antiocupación

Durante la comparecencia de esta mañana, Vargas ha señalado que el contrato se adjudicó a la menor oferta de las tres que se solicitaron en su momento y achaca el rechazo a esta actividad a movimientos políticos. «Lo que pasa es que lo que contratamos, que es asesoramiento a víctimas de ocupación, no gusta a determinados sectores de la política española y de este municipio. Entonces, intentan acosar y malmeter contra el concepto. Empezaron intentando acabar con ella a pedradas. Como vieron que poníamos cristales nuevos y se acababa el problema, siguieron pidiendo un local que supuestamente habíamos ocupado… lo han intentado de todas las formas».

La alcaldesa ha negado que ella misma realizara los trámites de adjudicación de este contrato, tal y como se asegura en diversas noticias, cuya responsabilidad recayó en la Concejalía de Secretaría y Seguridad.

La alcaldesa también ha salido al paso de las informaciones de algunos medios de comunicación que aseguraban que el adjudicatario del contrato es el empresario y culturista Salvador Palazón, dirigente de la compañía Desokupa Exprés. «Yo desconozco si el señor administrador único de una empresa adjudicataria de un contrato menor es culturista o se dedica a hacer ganchillo en sus ratos libres, por mí puede hacer lo que le parezca oportuno».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.