Publicidad

La Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid ha recibido este mes mayo desde una televisión hasta audífonos o palos de golf y hockey.

Hasta 5.352 objetos han llegado a sus dependencias, entre los que se incluyen una alfombra, un amplificador de imagen de móvil, una báscula portátil, una bomba de aire manual, calculadoras, carritos de bebé, carros de la compra, una grabadora, guitarras, marionetas, muletas, un palo de billar, patinetes, pipas, un proyector, ruedas de mercancía, secador, un tensiómetro, trípodes, vapeadores y videojuegos.

Publicidad

También 166 auriculares, 80 bolsos, 914 monederos, 487 gafas, 64 libros, 254 llaves, 58 maletas, 137 mochilas, 123 paraguas o 222 teléfonos móviles.

Estos objetos podrán ser entregados a quienes acrediten ser sus dueños. El horario de atención de la Oficina Municipal de Objetos Perdidos, en el Paseo del Molino 7 y 9, es de 08:30 a 14:00 horas de lunes a viernes.

Móvil con auriculares.

Más noticias en Madrid

La institución del Defensor del Pueblo se ha dirigido al Ayuntamiento de Madrid para solicitarle una valoración de los resultados obtenidos en los primeros meses de aplicación de la nueva ordenanza de Terrazas así como del plan de inspecciones para asegurar el cumplimiento de la ordenanza, por los medios personales y materiales con los que cuenta y «por el número de denuncias registradas por ruido y otras molestias desde la entrada en vigor de la nueva norma«.

«Quejas de vecinos y asociaciones»

Así, el Defensor del Pueblo, se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento porque, aseguran, «sigue recibiendo quejas de vecinos y asociaciones«. Recuerdan que con motivo de la pandemia «se flexibilizó la normativa para la colocación de terrazas en la vía pública, incrementándose el número de veladores«. «Esto fue objeto de numerosas quejas de vecinos y asociaciones por el ruido y molestias causadas», ha precisado.

El Defensor del Pueblo ya inició, el pasado verano, una actuación de oficio con el Consistorio madrileño. En su informe de respuesta, el Ayuntamiento aludía al inicio de la tramitación de una ordenanza para modificar la normativa existente «y dar una solución al problema».

El mayor o menor éxito de las medidas adoptadas va a depender, en opinión de la institución, de que el Ayuntamiento «habilite suficientes medios de control de los límites de la actividad en las terrazas, para garantizar los derechos de los vecinos al descanso«.

Por ello, consideran que «es esencial que el Ayuntamiento vigile que no se superan los valores límite de ruido, que se cumplen los horarios de apertura y cierre, que se respeta el aforo y que se eviten las aglomeraciones en el entorno de las terrazas».

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.