Publicidad

La Guardia Civil ha rescatado el cuerpo sin vida de una montañera madrileña en el Pico Infierno, en el término municipal de Panticosa (Huesca). La fallecida es una mujer de 39 años, vecina de Alcalá de Henares, que realizaba la actividad en solitario.

Sobre las 13.10 horas de este martes, la central 062 de la Guardia Civil de Huesca recibió varias llamadas en las que se informaba que una persona se había despeñado en la zona del pico Infierno. Hasta el lugar se dirigieron el helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca, efectivos del GREIM de Panticosa y un médico del 061.

Publicidad

Una vez allí se consiguió divisar un cuerpo muy próximo al corredor suroeste del citado pico, teniendo los pilotos que bajar al médico y los especialistas mediante un ciclo de grúa.

El sanitario, una vez accedió hasta el cuerpo, solo pudo confirmar el fallecimiento de una mujer, que tenía lesiones incompatibles con la vida. El cadáver fue evacuado hasta la helisuperficie de Panticosa y de allí en coche fúnebre al depósito de cadáveres de Jaca a la espera de la autopsia correspondiente.

Un helicóptero del SUMMA 112 despega desde el Parque de Bomberos de Las Rozas, Madrid/ Archivo

Trabajador herido

Se trata del segundo suceso luctuoso que ha ocurrido en la localidad en los últimos días después de que el lunes pasado un hombre de 23 años ha resultara herido de gravedad al quedarle atrapado y lesionado un brazo en una máquina de obra cuando trabajaba en la localidad.

El centro 112 recibió alrededor de las 14.00 horas de este lunes una llamada de una clínica situada en la calle Colmenar de Oreja de la localidad complutense alertando de que tenían a un joven con una lesión muy grave en un antebrazo, que estaba catastrófico por aplastamiento con maquinaria, ha indicado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.

Hasta el lugar se desplazaron sanitarios del Summa-112 en una UVI móvil y un helicóptero. Fue estabilizado y evacuado hemodinámicamente estable en helicóptero al hospital 12 de Octubre de Madrid, donde ha ingresado en estado grave.

Según las primeras observaciones médicas, el joven de 23 años podría llegar a perder el antebrazo a causa del accidente laboral. La Policía investigará ahora las causas y el lugar de este accidente laboral.

En septiembre del año pasado, también en la localidad, tuvo lugar otro grave accidente laboral en el que falleció un trabajador y otros dos resultaron gravemente heridos al derrumbarse unas planchas de gran volumen del techo de una local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.