El caos circulatorio y la acumulación de público han marcado el arranque de los eventos navideños en la capital. Y es que en estos días daban comienzo los festejos más señalados, con la bienvenida a la Navidad en el Ayuntamiento de Madrid en formato videomapping y la apertura de otros espacios como Árticus, el parque de atracciones fugaz que se ha instalado en Casa de Campo.

Las complicaciones circulatorias fueron ayer por la tarde la tónica general en el centro de la capital con motivo del desarrollo del videomapping que se proyectó en la fachada del Palacio de Cibeles, evento que hoy vuelve a celebrarse. Entre las 20 y las 22 horas se cerró al tráfico todo el espacio que rodea al Consistorio, desde plaza de Cibeles hasta los paseos de Recoletos y Prado y la calle Alcalá entre plaza de la Independencia y Gran Vía.

Junto a las restricciones de circulación, la aglomeración de vehículos y personas provocó fuertes atascos en las principales arterias de Madrid, como la zona de Atocha, o toda la calle Gran Vía, donde hubo más de 30 minutos de retraso por viaje en todas las líneas de EMT que cubren el centro, según los datos de la Plataforma Sindical EMT.

El Ayuntamiento de Madrid, que ha puesto en marcha un plan de movilidad específico para este evento, recomienda a los ciudadanos usar el transporte público, evitar el vehículo privado en las zonas afectadas por cortes y restricciones de tráfico y, para desplazamientos de largo recorrido, utilizar la M30 y la M40.

Situación del tráfico en Madrid durante el primer fin de semana de eventos navideños (Imagen: Más Madrid)

Otro de los puntos con especial complicación circulatoria ayer por la tarde fue el acceso a Árticus, ubicado en la Casa de Campo. En esta zona se realizaron cortes de tráfico en el Paseo de Extremadura con Puerta del Ángel y en Avenida de Portugal.

Desde el Ayuntamiento de Madrid recomiendan para acudir a este parque temático efímero el uso de las líneas habituales de transporte público, además de dos autobuses especiales que se han puesto en marcha con motivo de Árticus: 735 Madrid Arena-Hipódromo y 736 Príncipe Pío-Madrid Arena.

Aglomeraciones y «desorganización» en Árticus

El parque temático navideño que se ha instalado en Casa de Campo esta Navidad también fue ayer uno de los puntos más conflictivos por la importante afluencia de personas que recibió. Árticus, que abrió sus puertas el pasado día 16, vivió ayer una jornada que se tornó en pesadilla para muchos de los asistentes.

Árticus, parque de atracciones fugaz que se ha instalado estas navidades en Casa de Campo, Madrid (Foto: Joaquín Fernández)

«Aunque la afluencia de público a primera hora era muy numerosa, el personal de control de acceso funcionó bastante bien. Sin embargo, por la tarde, a partir de las 19 horas, se vio desbordado«, relata Joaquín Fernández, uno de los visitantes al parque, quien señala deficiencias notables en la organización del evento: «era imposible descargarse la app del recinto, los sentidos de circulación que indican los mapas del recinto son contrarios a lo que indicaba el personal de seguridad, hay escasa señalización…».

El gran número de asistentes que accedió ayer a Árticus provocó, según explica Fernández, que hubiera «momentos de inseguridad por la aglomeración de personas. Hay que tener en cuenta que había muchas sillitas de niño y muchos niños pequeños». Este visitante reconoce también que los espectáculos están «muy bien», aunque algunos comenzaban con demoras porque se alarga el proceso de entrar al espacio donde se desarrollan.

En general, afirma este vecino de Madrid, fue «un caos absoluto», marcado por la desorganización. «Mucha gente indignada que, tal cual llegó, se dio media vuelta para irse por lo del aforo».

Sumada a esta situación, muchos usuarios de las redes sociales denunciaban anoche la imposibilidad de poder acceder a Árticus por el exceso de aforo que había en el recinto del parque.

Desde Más Madrid, su portavoz, Rita Maestre, ha pedido esta mañana explicaciones al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ante esta problemática. «Desastre total en el Árticus: doble de entradas vendidas, pésima señalización y mínimo personal contratado. Cientos de personas atrapadas en el caos. Almeida cede espacios municipales, inaugura y se desentiende: una gestión nefasta y peligrosa. Dé explicaciones inmediatamente».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.