Publicidad

El hábito de la lectura ha demostrado su valor terapéutico para la salud mental en numerosas investigaciones. “Es una actividad que ocupa la mente, permite encontrarse, explorar otros espacios (reales y virtuales), alimentar la imaginación y la creatividad, y tomar perspectiva para abordar los obstáculos del día a día”, afirma la Dra. Helena Díaz, jefa de la Unidad de Salud Mental del Hospital Universitario de Torrejón, cuyo equipo incluye un Club de Lectura entre los programas ocupacionales que el centro pone a disposición de los pacientes de la unidad en su proyecto “Otra manera de tratar”.

Liderada por María José Moreno, escritora, y supervisado por Elena García, terapeuta ocupacional del centro, esta actividad no se interrumpe en verano puesto que la lectura es un hábito especialmente positivo para esta época del año. Este grupo aborda la lectura de un libro al mes, desde la perspectiva de ayuda mutua, en la que los pacientes trabajan emociones, experiencias y vivencias desplazadas.

Publicidad

La sesión del mes de julio, celebrada el pasado martes en el Centro de Especialidades Periférico del municipio torrejonero, giró en torno a “La anomalía”, obra de Hervé Le Tellier en la que el pasaje de un avión se encuentra con personas versiones de sí mismos en una realidad ilógica que deben afrontar.

 “Este libro es de ciencia ficción, y cada mes se lee un género literario diferente. Con ello se pretende ampliar las posibilidades de lectura y, principalmente, intentar que todo el mundo se sienta aceptado, acogido y escuchado. De esta manera validamos los intereses y criterios de cada persona que compone el grupo, lo que es imprescindible en el trato a nuestros pacientes”, expresa Elena García.

En marcha desde 2019 y con un parón de casi dos años a causa de las restricciones de la pandemia, el Club de Lectura reúne actualmente a más de una veintena de pacientes. Los miembros del club llegan al grupo a través la “invitación” de los profesionales, que les derivan como parte del abordaje clínico para que puedan beneficiarse de este espacio terapéutico y especialmente acogedor a nivel social, emocional y ocupacional.

“La lectura es una rutina saludable. A los pacientes les acerca a un grupo de personas con el que relacionarse, les aporta una motivación y visión más amplia un aumento de la actividad mental y mejora de sus habilidades sociales, una progreso de su autonomía en la toma de decisiones y una gestión ocupacional de la ansiedad”, afirma la Dra Díaz. “Todo ello lleva sin ninguna duda a la mejora del estado de ánimo y, en el caso de nuestros pacientes, contribuye a la recuperación de una salud mental equilibrada”, añade.

Desde los inicios de “Otra manera de tratar” en 2013, la Unidad de Salud Mental del centro torrejonero le ha otorgado una gran importancia a esta forma de abordar la salud mental y tienen un firme compromiso en continuar este camino. Por ello, el equipo de profesionales del área dirige este tipo de programas que aportan beneficios a los pacientes y sus entornos con el objetivo de aumentar la cartera de talleres ocupaciones y crear nuevos programas dentro de “Otra forma de tratar”.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.