La Consejería de Transportes e Infraestructuras, comenzará a realizar el proyecto de demolición de las casas afectadas por la línea 7B de San Fernando de Henares que han sido declaradas en ruina para proceder a su derribo en los próximos meses.

Así lo ha asegurado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, a la asociación de vecinos afectados, tras la reunión mantenida esta mañana.

Hay que recordar, que los vecinos afectados recibieron el pasado sábado el documento que acreditaba «ruina urbanística las calles Presa 4 y Rafael Alberti 1 y 3 de San Fernando de Henares.

Pérez también les ha explicado los siguientes pasos que la Comunidad de Madrid va a llevar a cabo y ha reiterado su compromiso de «continuar trabajando conjuntamente» con ellos para poder ofrecerles unas respuestas a cualquier duda que pudieran tener. Por eso, la próxima semana se volverán a reunir.

Uno de los edificios afectados por la Línea 7b de Metro en la calle la Presa – N.M. Díaz

«Haremos todas las acciones que sean necesarias para dar una solución a los vecinos. Las reuniones que estamos teniendo con los vecinos está siendo muy prácticas sobre todo para informarles de todos los avances que se van produciendo. Estamos trabajando con el máximo compromiso y de la mano con los afectados, como no puede ser de otra manera, para dar una solución a los vecinos, que es lo que nos preocupa, sin límite de tiempo y de recursos», explica el consejero de Transportes e Infraestructuras.

Del mismo modo, Pérez ha recalcado que se están intensificando las labores de inspección de la zona debido a que hay otras viviendas afectadas.

«Si se detecta que se pudiera poner en peligro la seguridad de los vecinos inmediatamente se procedería al realojo, como ha sucedido anteriormente. Tenemos una vigilancia permanente de todo el entorno«, ha añadido.

El consejero ha precisado que se ha aumentado el perímetro para asegurarse más extendiéndolo para que la vigilancia sea más exhaustiva y amplia de la zona. Se está actuando «con celeridad y con diálogo» y así buscan trabajar con el Ayuntamiento para que se pueda «ofrecer la mejor solución a los vecinos».

«No vamos a escatimar ningún recurso humano, técnico ni económico para solventar esta situación. Hasta el momento, la Comunidad de Madrid ha invertido cerca de 30 millones de euros y sólo para este año se va a destinar una partida presupuestaria cercana a los 7,8 millones de euros para llevar a cabo cualquier tipo de actuación que sea necesaria», ha reiterado el consejero de Transportes e Infraestructuras.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.