El Ayuntamiento de Rivas ha dado luz verde en el Pleno municipal a un documento de diagnóstico de la situación urbanística actual de la ciudad, que servirá de base para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobando además la suspensión de licencias urbanísticas en varias zonas de la localidad mientras se tramita.

Este texto recoge y sintetiza los planteamientos hechos por la ciudadanía durante el proceso de participativo ‘Rivas, párate a pensar’, que arrancó con una consulta ciudadana que decidió por mayoría suspender las licencias urbanísticas en la ciudad, con una participación de 14.199 personas.

El documento plantea las estrategias necesarias para dar respuesta a los actuales desequilibrios urbanísticos existentes en Rivas y definir así la ciudad de las próximas décadas. El objetivo: hacer de Rivas una ciudad más compacta, sostenible, accesible, con más infraestructuras verdes y con un mayor grado de cohesión social.

Este diagnóstico incluye también una apuesta por la vertebración y el equilibrio territorial, así como por la renaturalización de la ciudad, un Plan de Movilidad Sostenible y una reconfiguración de las redes públicas.

Además,incluye una serie de medidas cautelares que plantean llevan a buen término el contenido del mismo. Entre ellas, la suspensión de licencias para la instalación de locales de apuestas en Rivas, hasta que haya una ordenanza que regule este tipo de negocios. Se plantea también suspender las licencias y las declaraciones responsables para la conversión de locales comerciales en viviendas y para la transformación de viviendas en pisos turísticos.

Una vista panorámica de la ciudad/ Ayto. Rivas

Suspensión de licencias

Por otro lado, el texto aprobado hoy también establece como medida la suspensión de licencias en Mirador Sur, Mirador Norte, Industrial Norte y parte de Cristo de Rivas, justo al norte de la Avenida de la Democracia.

Se trata de garantizar el buen desarrollo de estas zonas de Rivas,  de que cuenten con los servicios básicos de que requiere cualquier nuevo desarrollo. En todo caso, la suspensión no afectará a las licencias de nuevas infraestructuras o de nuevos servicios públicos.

Estas son solo algunas de las medidas que se plantean y que se suman a las que ya se han venido tomando en los últimos tiempos, que buscan sentar las bases con las que abordar el futuro de Rivas, de forma participada por la ciudadanía y en función de las nuevas necesidades que plantean las ciudades en materia de sostenibilidad y de cohesión social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.