Esta pasada madrugada se ha detectado en la base aérea de Torrejón de Ardoz un nuevo paquete explosivo. Se trata del tercer elemento de estas características que se encuentra en las últimas horas, después del que provocó heridas ayer a un trabajador de la embajada de Ucrania en Madrid y otro más que se halló, horas más tarde, en una fábrica de armas ubicada en Zaragoza.

El sobre bomba localizado esta mañana en la base aérea de Torrejón ha sido descubierto en el escáner de las instalaciones militares en un envío por correo al edificio de satélites entre las 3:00 y las 4:00 horas.

Refugiados llegando a la base aérea de Torrejón de Ardoz – Fotografía Ministerio de Defensa Archivo

Efectivos, tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, se han desplazado hasta la base para asegurar la zona, y los investigadores de la Policía están ya analizando el sobre, que iba dirigido al Centro de Satélites.

La Policía está analizando los tres envíos para averiguar el origen de los mismos y confirmar si están vinculados entre sí. No se descarta que a lo largo del día se encuentren paquetes similares en diferentes instalaciones a lo largo de todo el territorio español. Algunas hipótesis se centran en que las dos primeras cartas bomba que se han recibido en España están relacionadas con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Carta bomba en la embajada de Ucrania

La primera carta bomba que se recibió dejó ayer un trabajador de la Embajada de Ucrania en Madrid herido leve al explotar el paquete en la legación diplomática. La carta, que iba dirigida al embajador Sergei Pohoreltsev, llegó por correo ordinario del cartero habitual y no pasó el escáner antes de que la abriera el operario de seguridad encargado de ello, según ha informado la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González. 

Agentes de Policía en la embajada de Ucrania donde se ha producido una explosión – Carlos Luján /EP

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama investiga como un presunto delito de terrorismo esta explosión. Fuentes policiales han explicado que la misiva contenía en su interior elementos de pirotecnia, según ha revelado el análisis preliminar de la sustancia detonante. La deflagración se produjo cuando el trabajador, de nacionalidad ucraniana, manipulaba el sobre en una zona ajardinada de la legación situada en la calle Ronda Abubilla número 52, en el madrileño distrito de Hortaleza.

La deflagración del material explosivo provocó pequeñas heridas en el dedo anular de la mano derecha del trabajador, que por su propio pie se desplazó al hospital Nuestra Señora de América de la capital, donde le curaron las lesiones.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.