Polémica por las obras de remodelación de la Plaza Tirso de Molina, en La Alhóndiga

Algunos vecinos se concentraron el pasado jueves para protestar contra la remodelación de esta plaza, a lo que el secretario general del PP responde que “no hay hay una movilización ciudadana, lo que hay es un partido de izquierdas que están moviendo a su gente para protestar” y asegura que la plaza “será un espacio donde los vecinos puedan disfrutar del entorno, no como ahora que lo que hay es un solar”

GETAFE/ 8 MAYO 2015/ El pasado jueves, algunos vecinos se reunieron en la Plaza Tirso de Molina, en el barrio de La Alhóndiga, convocados a través de las redes sociales para protestar en contra de la remodelación de esta plaza, argumentando que lo que pretende el Ejecutivo local es “convertir la plaza en un espacio cerrado, poco accesible y que no permita su utilización para la vida cotidiana del vecindario, rompiendo por completo la identidad cultural que caracteriza al barrio”.

Rubén Maireles, secretario general del PP Getafe

Rubén Maireles, número dos del PP de Getafe, responde a estas críticas asegurando que “la plaza será un espacio donde la gente pueda sentarse y disfrutar de su entorno, habrá sombra y bancos, no como ahora que lo que hay es un solar y la gente tiene que sentarse en la sombra de los árboles de la carretera”.

El también secretario general de los Populares ha criticado la protesta de ayer y ha manifestado que “no hay una movilización ciudadana, lo que hay es un partido de izquierdas que está moviendo a su gente para protestar y eso perjudica a su propio barrio”.

Remodelación de la Plaza Tirso de Molina

El Gobierno local aprobó el pasado mes de marzo el proyecto de remodelación de la Plaza Tirso de Molina con un plazo de ejecución de 90 días y un presupuesto de 488.425,43 euros (+IVA), cantidad incluida dentro de los 15.978.507 euros, financiados al 50% con los fondos FEDER de la Unión Europea, que se ha destinado al Proyecto de Regeneración Integral del barrio de La Alhóndiga.

El objetivo de esta actuación es, según reza el pliego de condiciones al que ha tenido acceso este medio, es “mejorar las condiciones de utilización” de la Plaza Tirso de Molina y “ampliar sus usuarios potenciales”, que en este caso serían vecinos y empleados. También engloba “la adecuación y regularización del aparcamiento de concesión administrativa para residentes situado bajo la plaza”, ya que cuenta actualmente con multitud de humedades y desperfectos.

Con esta remodelación va a “facilitar el tránsito y la estancia peatonal” en toda la plaza con la creación de “barreras frente al tráfico rodado circundante, suavizando las líneas de trazado y adaptándolas a una escala de movimiento humano”, restaurando también los elementos y espacios estropeados por el paso del tiempo y añadiendo vegetación para conseguir un entorno verde.

Corresponsal / Arantxa Naranjo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.