Publicidad

Los agentes sorprendieron a un individuo arrojando sacos de escombros al río

MÓSTOLES/ 24 FEBRERO 2020/ La Policía Municipal de Móstoles ha interceptado a un ciudadano cuando trataba de deshacerse de 25 sacos de residuos sólidos de construcción y demolición de obra en las inmediaciones del cauce del río Guadarrama, en lo que suponía un nuevo vertido ilegal al Parque Regional del Río Guadarrama.

Los hechos ocurrieron el 19 de febrero pasado, cuando los agentes locales sorprendieron a un individuo en las inmediaciones del río descargando de una furgoneta hasta 25 sacos de residuos sólidos de construcción y demolición de obra, los cuales pretendía arrojar, sin ningún tipo de control, en los márgenes del río.

Tras identificarlo e impedir que continuara con el vertido, los agentes de Policía Municipal procedieron a denunciarlo ante el Area de Disciplina Ambiental de la Dirección General de Medioambiente de la Comunidad de Madrid, según ha destacado el Ayuntamiento de Móstoles en un comunicado.

La operación ha tenido lugar dentro de las labores habituales de vigilancia que desarrolla la Policía Municipal para controlar e impedir los vertidos ilegales en esta zona, que es de “especial protección” dado que forma parte del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama.

Desde el Consistorio han recordado que la realización de un vertido en una zona protegida puede suponer sanciones de entre 30.001 y 3.000.000 de euros.

Publicidad
Punto del río Guadarrama donde se acumulan más vertidos

Vigilancia de vertidos

Esta actuación se ha producido después de que la Consejería de Medio Ambiente reclamara en una circular a vario ayuntamientos de la zona que establecieran medidas de forma urgente “para eliminar la actividad ilegal de tratamiento de residuos domésticos por parte de personas o entidades no autorizadas para la gestión de los mismos”.

En la circular, a la que tuvo acceso Noticias para Municipios, también se solicitaba a los Consistorios implicados que colocaran “barreras de acceso o elementos limitadores al desarrollo de tales actividades y se procede a incoar las medidas de policía, vigilancia y coordinación que fueran precisas en la materia”.

Además, la Confederación Hidrográfica del Tajo autorizó hace unas semanas a la Consejería de Medio Ambiente a realizar nuevas labores de limpieza y retirada de residuos en el cauce del río Guadarrama a lo largo de su recorrido por los municipios de Móstoles, Navalcarnero y Arroyomolinos, entre otros.

Durante el año pasado, la retirada de residuos por parte del Parque Regional se llevó a cabo en 28 puntos de la Zona de Dominio Público Hidráulico en los que la acumulación de los mismos afectaba a la dinámica fluvial del río y a sus condiciones ecológicas, lo que supuso la retirada de 570 m3.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Bien por detener el vertido ilegal, pero han tenido en cuenta los vertidos de residuos que se vuelcan en los contenedores de basura orgánica, de las obras que empiezan el viernes a las dos y terminan el domingo. Aprovechando que policía disminuye sus efectivos en fin de semana. Por un lado bien , pero se incrementará los residuos de obras en contenedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.