Publicidad

El Ayuntamiento de Móstoles ha anunciado que, ante «la intensa ola de calor que estamos sufriendo en el municipio y en muchas otras zonas del país», la Policía Municipal reforzará la vigilancia de las fuentes ornamentales para «evitar usos inapropiados que puedan suponer un riesgo para los ciudadanos».

Desde la Policía Municipal recuerdan en un comunicado que está «totalmente prohibido bañarse en las fuentes ornamentales», ya que «utilizar estos espacios como zonas de baño pueden suponer un grave riesgo, dado que las instalaciones no están preparadas para este tipo de uso».

Publicidad

De hecho, hace casi dos años, un joven de 16 años fallecía en una fuente ornamental del Parque Finca Liana de Móstoles al ser succionado por una tubería situada en la zona de la maquinaria de la propia fuente, después de que se introdujera en la fuente para refrescarse junto a unos amigos.

El suceso ocurrió el 27 de julio de 2020, en torno a las 17.00 horas, cuando un grupo de jóvenes se estaba bañando en una de las fuentes ornamentales que se encuentran en el interior del parque de Finca Liana, algo que «está prohibido», a pesar de que el agua cubre solo unos centímetros.

Publicidad

Según desveló la investigación, los menores abrieron una trampilla y se introdujeron en la zona de maquinaria, donde es más abundante el agua, y uno de ellos fue succionado por una tubería del sistema de depuración o filtrado de agua.

Los propios jóvenes, al ver como uno de los amigos había quedado atrapado, llamaron inmediatamente al 112, aunque los Bomberos de Móstoles solo pudieron liberar al chico tras más de 50 minutos de trabajo y cuando ya había entrado en parada cardiorespiratoria, sin poder hacer nada por su vida.

Los bomberos rescatan al menor fallecido en una fuente en Finca Liana/ Emergencias 112

Carteles informativos

Por ello, además de la vigilancia policial, que se mantendrá todo el verano, desde la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos ha instalado también carteles en las principales fuentes ornamentales de la ciudad para incidir en el mensaje e informar a los ciudadanos que desconozcan la ordenanza municipal.

Publicidad

Además del peligro que supone esta práctica, recuerdan que esta infracción de las ordenanzas municipales «puede ser sancionada con multa de hasta 300 euros de multa».

Por último, desde la Policía también han emitido una serie de recomendaciones ante el alto riesgo de incendios: no arrojar cerillas o cigarrillos en la carretera; evitar arrojar basura fuera de los contenedores, dado que las botellas o vidrios pueden iniciar un fuego; y no hacer hogueras.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Esa vigilancia la tienen que reforzar en el turno de tarde de policia 14:00 – 22:00H. que es cuando se producen las ganberradas, en especial de 14:00 a 18:00 horas. Por que en esas horas unos se bañan en fuentes, otros aparcan donde no esta permitido., otros venden droga en las cubiertas de los aparcamientos.Y asi una tras otra , que denominador comun tendran esas horas, en que se producen tantas operaciones no civicas. Merece una pensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.