El Ayuntamiento de Móstoles ha instado al Gobierno regional a que finalice las obras del CEIP Maruja Mallo «antes de aumentar el número de alumnos matriculados» para evitar de esta manera que se produzca una «masificación» en las aulas si estas no se incrementan.

Desde el Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, han alertado de que la Comunidad de Madrid pretende «aumentar el número de alumnos matriculados en el CEIP Maruja Mallo sin garantizar que en el futuro tendrán aulas disponibles para evitar la masificación y finalizar sus estudios en el centro».

La Consejería de Educación ha terminado este año la segunda fase de las obras de ampliación del citado colegio con la construcción de tres aulas de educación infantil, seis de primaria, dos de apoyo, una de música, una de informática, un gimnasio y la pista polideportiva, recuerdan desde el Consistorio.

Aún así, aseguran que esta ampliación es «insuficiente» para los padres y madres de los alumnos matriculados en el centro, que han trasladado al Ejecutivo Local «la incertidumbre que les supone la situación del colegio en un futuro», cuando se vayan incorporando más alumnos a los cursos superiores.

En este sentido, la edil de Educación y Juventud, Nati Gómez, ha enviado una carta a la Dirección de Area Territorial Madrid-Sur (DAT-Sur), para exigir al Gobierno regional que «garantice la finalización de las obras para que el centro tenga aulas suficientes sin masificaciones para acoger a los alumnos en todos los niveles».

La regidora considera insuficientes las últimas obras realizadas en el CEIP Maruja Mallo/ Ayto. Móstoles

El único en el PAU-4

«La situación de incertidumbre que generan las actuaciones por fases, preocupa mucho a los padres. El CEIP Maruja Mallo es el único que hay en el PAU-4 y se ha quedado pequeño desde el primer momento«, ha insistido Gómez en su misiva.

En ella, la edil explica que este barrio, de los más nuevos de la localidad, tiene 15.000 residentes, con una población joven con niños, por lo que necesita «un colegio en condiciones que dé cabida a todos los futuros alumnos».

«Pedimos a la presidenta Isabel Díaz Ayuso que se comprometa a finalizar las obras y a la diputada Mirina Cortés -portavoz del PP local-, que ya que cobra 90.000 euros por representar a los mostoleños y es miembro de la Comisión de Educación de la Comunidad de Madrid, que dé la cara por las niñas y niños del PAU-4″, añade.

El CEIP Maruja Mallo, situado en el barrio del PAU-4 o Móstoles Sur, abrió sus puertas en septiembre de 2018 únicamente con seis aulas de Educación Infantil, una sala de usos múltiples y comedor, teniendo una capacidad en una primera fase para 150 alumnos de infantil.

Ahora, con la construcción de esta segunda fase, la Consejería busca dar continuidad a este centro educativo, que ha recibido las críticas de asociaciones como la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Móstoles, que ya había cuestionado en anteriores ocasiones el “sinsentido” de la “construcción por fases”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.