Publicidad

La Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles de Getafe ha suspendido este domingo la tradicional subida de la Virgen de los Ángeles a su ermita del Cerro de Los Ángeles debido al intenso calor. Se trata de uno de los actos de fin de fiestas patronales en el municipio, que finalizan este domingo con la subida y la quemá de la chama getafense en Plaza de España. con un recorrido a causa de la alerta naranja por altas temperaturas.

La ‘subida’ iba a tener lugar tras la misa vespertina de las 18:00 horas, momento en que la sagrada imagen iba a regresar a la ermita del Cerro de los Ángeles, de donde salió el pasado día 26 para pasar los días festivos en la ciudad.

Publicidad

La alerta naranja por las elevadas temperaturas ha frustrado los planes. Así, la congregación ha señalado que, tras distintas consultas con la autoridad eclesiástica y las autoridades civiles, «la Junta de Gobierno ha decidido retrasar la subida de la Virgen de los Ángeles al sábado 18 de junio, a las 8:00 horas, a causa de la alerta naranja por altas temperaturas previstas para esta tarde».

Permanecerá en la Catedral

Hasta entonces, «la sagrada imagen permanecerá en la catedral sobre su carro triunfal, desarrollando la parroquia sus horarios habituales de apertura y eucaristías, sin celebrar esta congregación culto extraordinario alguno».

El anuncio de la Congregación getafeña.

El comunicado textual de la Congregación rezaba: «A causa de la alerta naranja por altas temperaturas para la tarde del Domingo 12 de Junio de 2022, tras distintas consultas con la Autoridad Eclesiástica y las Autoridades Civiles la Junta de Gobierno ha decidido ‘Retrasar la subida de la Virgen de los Ángeles al sábado 18 a las 8:00 horas’. La Sagrada Imagen permanecerá en la S. I. Catedral sobre su Carro Triunfal, desarrollando la Parroquia sus horarios habituales de apertura y Eucaristías, sin celebrar esta Congregación culto extraordinario alguno».

Más de 50.000 personas asistieron a la bajada el pasado día 26, que duró unas cinco horas después de dos años suspendida por la pandemia. El recorrido se realizó desde la ermita del Cerro hasta la Catedral del municipio, en un trayecto de unos 5 kilómetros que se desarrolló sin incidencias y que fue la antesala a la celebración de las fiestas patronales. El único incidente se produjo en la llegada a la catedral, cuando uno de los mayordomos que acompañan a la virgen se desvaneció y tuvo que ser trasladado.

Se trata de una tradición que se remonta al año 1.616 cuando, tras una larga época de sequía, los campesinos de Getafe realizaron rogativas para que la lluvia regara sus cosechas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.