Las dos estaciones de bombeo en el entorno de Perales del Río para evitar vertidos fecales al Manzanares se encuentran en su fase final, una vez han terminado las obras. Según fuentes municipales, estas estaciones «están finalizadas» y, en estos momentos, «se están realizando los trámites con todas las administraciones implicadas para que puedan entrar en funcionamiento lo antes posible».

La respuesta llega después de que el Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe haya registrado una pregunta para el próximo Pleno en la que se solicita información sobre el vertido de aguas residuales sin tratar al río Manzanares, en el entorno de Perales del Río.

El portavoz, Jesús Pérez, ha destacado que «no es admisible que más de dos años después no se hayan puesto en funcionamiento las estaciones de bombeo de aguas residuales que evitarían que se sigan produciendo estos vertidos».

Estas dos estaciones elevadoras constituyen el primer paso para eliminar los vertidos al río, que se producen porque las estaciones elevadoras de agua -que canalizan las aguas que proceden de Getafe- fueron vandalizadas en 1995 e impidieron que acabasen en la estación depuradora más próxima.

Jesús Pérez, de Compromiso con Getafe, en el Manzanares (Foto: Compromiso con Getafe)

Primer paso para la recuperación

El primer paso para recuperar la situación del río ha sido poner en marcha nuevas canalizaciones de aguas residuales hasta la depuradora. En principio, estaba previsto que las dos estaciones estuviesen finalizadas ante de que acabase el año, concretamente el pasado noviembre, pero finalmente se tuvieron que aprobar nuevos precios y un reajuste de anualidades del proyecto modificado de las obras. Las estaciones permiten -mediante un sistema de tornillo de arquímedes- llevar el agua hasta su destino.

Por su lado, Más Madrid Compromiso con Getafe ha solicitado en varias ocasiones al Ejecutivo local que tomara medidas de urgencia para «evitar que las aguas fecales continuasen llegando al río sin depurar mientras finalizaba el proyecto para el acondicionamiento de las estaciones de bombeo que habían sido vandalizadas y que son las encargadas de transportar las aguas residuales a la estación depuradora».

En concreto, en julio de 2020, el Grupo Municipal impulsó una proposición al Pleno, que fue apoyada por todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Getafe, excepto la abstención tanto de PSOE como de Podemos.

Los vertidos propiciaron hace años la denuncia de un particular contra la alcaldesa, Sara Hernández, que finalmente el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Getafe ordenó archivar tras determinar que, tras la investigación, «no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado lugar a la formación de la causa, por lo que procede decretar el sobreseimiento».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.