Publicidad

El diputado y portavoz de Sanidad de Más Madrid en la Asamblea, Javier Padilla, ha alertado de que el cierre previsto del consultorio médico de Parque Miraflores durante el verano para se «cebará» con los más débiles.

«La población fuenlabreña necesita que se solucionen estas carencias, que no pueden cebarse con la gente más vulnerable, especialmente con la población con enfermedades crónicas», ha expresado el diputado durante un encuentro de la formación con vecinos de la zona en la plaza de la fuente del parque de Miraflores.

Publicidad

«La Comunidad de Madrid lleva meses dejando sin Atención Primaria a muchos barrios, y en el caso de Fuenlabrada, el barrio de Miraflores lleva meses en los que su consultorio está o bien cerrado o bien abierto solo algunos ratos», ha señalado Padilla tras reclamar la apertura completa del consultorio, junto a coportavoz de Más Madrid, Manuela Bergerot.

El acto de Más Madrid se produce tras conocerse que los vecinos de este barrio de Fuenlabrada, ubicado a varios kilómetros del casco urbano, han iniciado movilizaciones ante la comunicación de Sanidad de que los profesionales destinados al consultorio deberán desplazarse al centro de Loranca para cubrir las bajas por vacaciones estivales en aquel centro sanitario.

Una protesta para reabrir el consultorio de Parque Miraflores en marzo (Foto: Archivo)

Medidas de los vecinos

El pasado 27 de mayo, lo vecinos cortaron durante una hora la principal vía de la urbanización, junto al centro de salud, el principal acceso de la zona y por «donde pasa todo el mundo», como protesta por el cierre.

La asociación vecinal no descarta iniciar nuevas medidas de protesta si, con las movilizaciones, no encuentran solución, así como acudir a la gerencia del Área IX de Atención Primaria.

El último cartucho pasaría por encerrarse durante varios días un grupo de vecinos en el consultorio, un extremo al que no quieren llegar, según ha informado una portavoz vecinal, Yolanda Mora.

«La gente está desesperada por la atención médica», se lamenta Mora, quien recuerda que el consultorio es un «servicio fundamental» al que tienen derecho los vecinos de la zona. El barrio cuenta con un importante porcentaje de gente mayor que requiere de este servicio, y que los desplazamientos al centro más cercano, en Loranca, suponen un trastorno porque se necesita vehículo para poder llegar.

Mientras, desde la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAV) han recordado que «en el barrio de Parque Miraflores sus casi 3.000 vecinos tienen un centro de salud de quita y pon». «Tras estar cerrado 600 días reabrió el 15 de noviembre y 40 días después la Comunidad volvió a cerrarlo, y así sigue», han detallado.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.