Publicidad

Un equipo multidisciplinar ha iniciado, junto al Hospital Ruber Internacional, esta investigación preliminar

MÓSTOLES/ 9 JUNIO 2020/ Un equipo multidisciplinar de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en colaboración con el Hospital Ruber Internacional, ha iniciado una investigación para analizar la pérdida de olfato y el gusto como consecuencia de la COVID-19 y su posible relación con la enfermedad.

Mediante este estudio, el equipo de investigación pretende analizar el porcentaje de casos que no han recuperado el olfato espontáneamente y compararlo con las anosmias o pérdidas de olfato que producen otros virus respiratorios, según la literatura científica, según destaca la universidad en una nota.

Publicidad

La profesora Cristina Gómez Calero, del departamento de Fisioterapia, Terapia ocupacional, Rehabilitación y Medicina física, explica que esta afectación, ya sea ausencia o distorsión, es “una secuela que ocurre en el 20% aproximadamente de las anosmias virales (rinovirus, gripe)”.

Hay estudios en la literatura científica que indican que hasta el 85% de los pacientes ingresados por infección por SRS-CoV-2 presentaron trastornos olfatorios y gustativos“, añade Gómez Calero, que lidera la investigación que se realiza desde la URJC con profesionales del Hospital Ruber Internacional.

Para llevar a cabo este estudio, diseñaron hace algunas semanas un cuestionario, el cual se distribuyó en redes sociales a las personas que estaban confinadas por el estado de alarma en España durante 15 días y con síntomas compatibles con la COVID-19, llegando a más de 500 participantes.

Publicidad
Publicidad

En España, solo se estaban realizando pruebas para confirmar la infección de la COVID-19 en personas que requerían hospitalización y que, por lo tanto, estaban cursando la enfermedad de forma moderada o grave. Sin embargo, no se conoce el alcance de todas aquellas personas que podrían estar pasando la enfermedad con síntomas leves, como pérdida de olfato y gusto”, señala la investigadora de la URJC.

Impacto de la pandemia

En este sentido, el objetivo principal del estudio es valorar el impacto de los trastornos de olfato y gusto en esta pandemia de COVID-19, así como conocer la persistencia de los síntomas de alteraciones de estos sentidos.

Actualmente se están analizando los datos del estudio y los resultados preliminares apuntan a que más del 80% de los participantes tuvieron pérdida de olfato y gusto“, insiste el doctor Toledano, otorrinolaringólogo del Hospital Ruber Internacional y profesor de la URJC que está liderando el grupo de investigación.

Publicidad

Además de Toledano, el grupo está formado por Javier Fernández y Nieves Martínez, terapeutas ocupacionales del Hospital Ruber Internacional, Susana Borromeo, profesora de Tecnología Electrónica de la URJC, y Desiré García Lázaro y Clément Kanyinda-Malu Kabiena profesores de la URJC que realizan la parte de análisis de datos.

Una vez comprobados los datos, la siguiente línea de investigación será comprobar si el tratamiento de rehabilitación de olfato que han diseñado para las anosmias neurosensoriales es eficaz para aplicarlo en los afectados por COVID-19 que tengan como secuela alteraciones olfatorias.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Mi hija de 23 años lleva casi ya tres meses sin olfato ni gusto creen que la volvera? A causa del coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.