ÚLTIMA HORA/ Instaladores valoran como causa más probable la acumulación de gas “por causas desconocidas”

MADRID/ 21 ENERO 2021/ Uno de los heridos en la explosión que destrozó ayer un edificio de la calle Toledo de la capital permanece ingresado, según consta en el último balance de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud de la Comunidad de Madrid.

La fuerte deflagración costó la vida en el momento a tres personas, dos de ellas viandantes que en este momento paseaban en una zona próxima al inmueble y otra de ellas un operario que revisaba la caldera del inmueble. Horas más tarde fallecía un sacerdote en el Hospital de La Paz.

Tras ello, permanece ingresado un varón de 53 años en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid con traumatismo craneoencefálico leve y fracturas costales. La previsión es que sea dado de alta a lo largo de este jueves. Según consta en el balance, anoche se dio de alta a un varón de 29 años con fractura del peroné que había sido trasladado al Hospital Clínico San Carlos.

Al menos dos semanas en desmontar el edificio

El desmontaje del edificio siniestrado durará al menos dos semanas, según ha

dado a conocer este jueves el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.  “Se han iniciado hoy los servicios , se trabaja en la inspección de tres edificios colindantes, pero el desmontaje del edificio no durará menos de dos semanas“, ha expresado a renglón seguido.

Almeida ha manifestado que confía en que si no hay daños en los edificios de la calle, los vecinos vuelvan a sus domicilios entre este jueves y viernes.

Por su parte, la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, ha indicado que los hospitales de campaña de Samur-Protección Civil atendieron ayer tras la explosión a un total de seis personas que no precisaron finalmente traslado a otros centros hospitalarios.

Acumulación de gas como causa probable

El sector de la energía ha valorado este jueves como causa más probable de la explosión, la acumulación de gas por “causas desconocidas”, aunque ha defendido que de momento son todo “conjeturas”.

Así lo ha afirmado el presidente de la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia), Emiliano Bernardo, defendiendo que las instalaciones de gas son “seguras” y que la explosión fue “un hecho aislado” y ocurre “en rarísimas ocasiones”.

“Las personas que revisan las instalaciones de gas o calderas tienen que ser personas habilitadas”, ha afirmado y ha añadido que todavía no tienen constancia de si la persona que estaba revisando el aparato cuando se produjo la explosión tenía la formación adecuada.

“Yo viendo las imágenes me inclino a pensar en una fuga de gas grande que se ha ido acumulando probablemente”, ha relatado, aunque ha precisado que las calderas “no explotan”. “Es la forma más lógica de que se puede producir un hecho de estas características, es lo más probable, aunque hasta que no haya un informe oficial no sabemos realmente lo que ha pasado”, ha apuntado.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.