Publicidad

La Policía Nacional detuvo la madrugada del jueves por un delito de hurto a dos enfermeras del Hospital Isabel Zendal tras robar material sanitario valorado en varios miles de euros en su último día de trabajo, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La intervención policial tuvo lugar sobre las 5:30 horas de ese día cuando los agentes recibieron una llamada de la supervisora del hospital informando de que dos enfermeras habían sacado material médico de varias vitrinas en bolsas de basura y las habían introducido en su coche, tapándolo con abrigos.

Publicidad

Todo fue registrado por las cámaras de seguridad, por lo que fue el encargado de los vigilantes quien advirtió lo que sucedía pero cuando pidió a las jóvenes que abrieran el coche, estas se negaron, por lo que llamaron a la Policía. Cuando llegaron los agentes de la comisaría de Hortaleza, revisaron el vehículo.

Entonces, dentro de esa grandes bolsas encontraron cajas de mascarillas, guantes, empapadores, ampollas, goteros intravenosos, cánulas de traqueotomía, jeringuillas, bisturís y bastantes fármacos que necesitan de prescripción médica para su administración.

Las enfermeras esgrimieron a la Policía que se los llevaban para donarlos a Ucrania, algo que ningún responsable médico confirmó, según han señalado fuentes de la investigación.

Por todo ello, las dos trabajadoras fueron detenidas y trasladadas al calabozo de la comisaría de Hortaleza, acusadas de un delito de hurto. Todo el material fue devuelto al Hospital Isabel Zendal, que interpuso la correspondiente denuncia.

Las dos enfermeras, que no tenían antecedentes policiales, tienen 23 y 24 años. Estaban destinadas en la UCI del Zendal temporalmente, ya que al día siguiente tenían que volver a su destino primario en el hospital 12 de Octubre. Habían acudido a reforzar la plantilla del centro a comienzos de 2021 debido a la gran incidencia del Covid, ha detallado el diario ‘El Mundo’.

Instalaciones del Hospital Isabel Zendal/ Comunidad de Madrid

Sabotajes en el Hospital

EL Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ya archivó hace unos meses la investigación abierta a raíz de unos actos de sabotaje como hurtos o llamadas anónimas en las que se alertaba de un incendio realizado en el Hospital Isabel Zendal debido a la falta de pruebas sobre la autoría de los hechos.

Las investigaciones policiales comenzaron a raíz de una denuncia interpuesta por el Coordinador de Gestión del Servicio Madrileño de Salud de la Comunidad de Madrid para el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, a consecuencia de una serie de daños, «al parecer intencionados», acaecidos en diversas instalaciones y aparatos del referido hospital de emergencias prácticamente desde su inauguración en diciembre de 2020.

El denunciante hizo constar también que en el hospital había desaparecido diverso instrumental y utillaje médicos que, en su mayoría, se encontraba en los denominados «carros de parada» ubicados en la UCI; si bien esos robos o hurtos se produjeron en otras dependencias del hospital, como en la unidad de cuidados intermedios.

Finalmente, «a pesar de la investigación policial llevada a cabo», no se logró identificar la identidad del autor/es de tales daños y sustracciones, por lo que el Juzgado acabó archivando las denuncias a instancias de la Fiscalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.