Macarena Díaz, la madre investigada por la desaparición y posible muerte de su hijo de hijo de 15 años, Antonio David Barroso, que tenía un 91% de discapacidad, ha quedado en libertad con cargos una vez ha salido del psiquiátrico del hospital de Segovia donde se encontraba internada desde el suceso, el 12 de septiembre pasado.

Según ha avanzado el diario ABC, la juez que instruye el caso la ha dejado en libertad provisional, aunque deberá presentarse regularmente en el juzgado, pues sigue en calidad de investigada.

Publicidad

La mujer, que sufre un trastorno bipolar muy grave, reconoció en una primera declaración espontánea, tras ser hallada desorientada por la Guardia Civil en una estación de servicio de Segovia, que había matado al menor, lo había arrojado a un contenedor de basura y la silla de ruedas del chaval en otro.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estuvieron buscando al menor desaparecido varios días por los alrededores de la A-5 en Móstoles, Alcorcón y Arroyomolinos -por el centro comercial Xanadú-, y tratar de confirmar la veracidad de esa primera declaración.

Sin embargo, posteriormente, aún sin sus capacidades psiquiátricas recuperadas, dio varias versiones más, como que el niño murió de manera natural cuatro días antes de partir con él supuestamente hacia Galicia o que falleció en el trayecto en el coche adaptado que ella conducía.

Publicidad
Publicidad
SOS Desaparecidos

Desaparecido desde el 12 de septiembre

Policías nacionales de Morón visitaron la vivienda de la mujer, averiguando que la misma se habría deshecho de enseres y se habría marchado el 12 de septiembre por la tarde de la localidad sevillana llevando al chico con ella.

A partir de ahí, y según las pesquisas de los agentes, habrían pasado la noche del domingo en un hotel de Talavera de la Reina (Toledo), donde ambos fueron vistos y reconocido claramente por el gerente de ese establecimiento, que no vio cómo ni el momento concreto en el que dejaron la habitación.

En teoría, desde allí habrían proseguido su viaje hacia Madrid. Por ello, los agentes hicieron el rastreo de la zona de la A-5, por la que la mujer podría haber llegado a la capital. Asimismo, han revisado varias cámaras de videovigilancia, aunque con la dificultad añadida de que el vehículo de la madre tiene los cristales posteriores tintados.

Publicidad

También, según han confirmado fuentes policiales a ABC, la Brigada Científica se encuentra trabajando en el vertedero de Valdemingómez, en Madrid, por si hay algún rastro de Antonio David o de su voluminosa silla de ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.