Publicidad

Los agentes de la Unidad Integral de Distrito de Puente de Vallecas de la Policía Municipal de Madrid han procedido a la detención de un hombre por un delito de violencia de género al insultar y amenazar a su pareja en un piso del distrito de Puente de Vallecas.

Los hechos se produjeron el día 26 de marzo a las 21:00 horas, cuando la Policía recibió el aviso de la víctima, en esta llamada les informó de que se sentía amenaza por su pareja, además de estar siendo agredida verbalmente.

Publicidad

La discusión que llevó a esta situación comenzó al hablar sobre la invasión de Rusia a Ucrania. Ella es de nacionalidad ucraniana y él ruso. La diferencia de origen y sus distintos pensamientos habrían desencadenado el incidente.

Los agentes encontraron a la víctima descalza, nerviosa y solicitando ayuda. Finalmente, su pareja ha resultado detenida por un delito de violencia de género. Aunque la mujer no ha presentado ni cargos ni denuncia contra él.

Menores ucranianas forzadas a prostituirse

Los agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre en la madrileña Estación Sur de autobuses como presunto autor de delitos de trata de seres humanos y sustracción de menores procedentes de Ucrania.

El varón trajo a las menores a España para prostituirlas, según ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa. Un responsable de una ONG dio el aviso.

Refugiadas ucranianas.

La investigación se puso en marcha tras el aviso del este trabajador de la ONG, que informó a una comisaría de Córdoba, que en el mismo autobús donde él viajaba, desde la ciudad polaca de Varsovia, con ciudadanos ucranianos, había un señor con una actitud sospechosa acompañando a dos chicas jóvenes.

La información fue trasladada a agentes de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de la Estación Sur de autobuses de Madrid, que interceptaron al sospechoso junto a las dos menores de edad. Pasó a disposición de agentes especializados en trata de seres humanos.

El varón, de nacionalidad ucraniana, se encontraba alterado y agresivo llegando a intentar agredir a uno de los agentes. Explicó que era tío de las dos niñas, hermanas entre sí, y que estaba a cargo de estas pese a no compartir ningún apellido con ellas ni portar documentos que justificaran el parentesco.

En la inspección de las pertenencias encontraron ropa que no parecía pertenecer a las chicas; la ropa no era acorde a la época actual del año y llevaban gran cantidad de productos cosméticos. Además, en el equipaje del varón detectaron joyas, dinero en efectivo por valor de 4.300 euros y sustancia estupefaciente.

Aunque en un principio las menores ratificaron la versión del hombre, después se contradijeron en preguntas como cuál era el color de su casa en Ucrania. Una vez que los investigadores pudieron entrevistarse con ellas, reconocieron que no guardaban parentesco entre sí ni con su acompañante.

Los investigadores comenzaron las indagaciones y descubrieron que una de las menores «mantenía» una relación con este individuo, ya que al ser menor de edad podría estar abusando de ellaA la otra chica la convencieron para salir del país. Los progenitores de las dos se negaban porque intuían las intenciones del hombre.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.