Publicidad

La Comunidad de Madrid ha acusado al Ejecutivo central de Pedro Sánchez de «vulneración de competencias» por la propuesta de poner en marcha un abono transporte mensual de 10 euros financiado a través de un fondo extraordinario dotado con 560 millones de euros.

Esta iniciativa se encuentra en estudio como parte de la actualización del decreto contra las consecuencias de la guerra de Ucrania y parte del ministerio de Derechos Sociales.

Publicidad

«No es más que otra medida coyuntural, un simple parche a un problema mucho más profundo que requiere medidas serias», han reprochado fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, quienes han afeado, además, que el Gobierno no haya actualizado en diez años su aportación al transporte madrileño.

Estas fuentes entienden que no se puede «imponer» esta medida a las autoridades autonómicas y locales que tienen las competencias al respecto y han cifrado en 200 millones de euros cada seis meses las «pérdidas» que supondrían a la Comunidad.

Al hilo de ello, han asegurado que, en caso de que la medida se prolongara en el tiempo, debería tener un «respaldo financiero permanente» que han indicado que «no se ha garantizado» a la Comunidad.

«En vez de estas medidas de propaganda, desde el Gobierno central debieran procurar establecer unos criterios claros de reparto de fondos destinados a las comunidades autónomas para el transporte público», han concluido.

La ministra Ione Belarra (Foto: Ep Archivo)

Propuesta del abono

La propuesta de un abono de transporte público a solo 10 euros llega a través de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, para ayudar a las familias ante la escalada de precios, como ha hecho Alemania. Se trata de una propuesta que, de momento, se topará con 17 modelos autonómicos, en muchos de los cuales ni siquiera existe ese abono.

Belarra envió ésta y otras propuestas el pasado lunes a los ministerios competentes y al de la Presidencia para su inclusión en el Plan de Respuesta sobre el Impacto de la Guerra, que el Gobierno va a prorrogar. Ante ello, el PSOE ha anticipado que se analizará.

La idea de reducir a 10 euros el precio de todas las modalidades de abono de transporte público, tanto urbano como interurbano, que supondría un ahorro global para los usuarios de 560 millones de euros, está inspirada en el abono mensual puesto en marcha en Alemania desde el día 1 para paliar el alza de los precios de la energía en el ciudadano, que permite usar de modo ilimitado autobuses, metros y trenes regionales por 9 euros al mes. En apenas unas horas, se vendieron 200.000 abonos.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.