Publicidad

La jueza de Primera Instancia e Instrucción número 9 de Madrid ha acordado mantener la situación de libertad provisional al actor Luis Lorenzo y a su mujer Arantxa Palomino, a quienes se investiga por el presunto homicidio de su tía política María Isabel Asunción, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

La magistrada ha celebrado esta mañana una vistilla en la que se ha estudiado la situación procesal de los investigados tras el recurso interpuesto por el abogado de la familia de la víctima contra el auto por el que se acordó su puesta en libertad.

Publicidad

Al estar entonces las actuaciones bajo secreto sumarial, la jueza no convocó en aquella ocasión a la acusación particular. El letrado impugnó la resolución al considerar que era nula.

A su llegada, Luis Lorenzo y su mujer han accedido a los juzgados de Arganda sin hacer declaraciones y acompañados por su abogado, limitándose Arantxa a manifestar que afrontaban la vistilla de prisión con «serenidad».

En la vista, el fiscal ha solicitado que se mantenga la libertad para sendos investigados al considerar que no se cumplen los requisitos para su ingreso en prisión como riesgo de fuga, de obstrucción de la causa y reiteración delictiva.

Arancha, mujer de Luis Lorenzo, también investigada.

De igual modo, ha solicitado que se mantengan las medidas cautelares impuestas en relación a las comparecencias semanas y retirada de pasaporte.

En cambio, el abogado de la familia ha instado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza al considerar que hay suficientes indicios incriminatorios que justificaría su ingreso en prisión preventiva ante la gravedad de los hechos investigados.

La jueza ha acordado finalmente mantener la situación de libertad provisional al no cumplirse los requisitos legales para dictar una oren de prisión.

Esta misma semana, la cuidadora de María Isabel Asunción relató a la jueza el empeoramiento en su salud desde que se instala en Rivas Vaciamadrid junto al matrimonio y sus hijos, falleciendo meses después.

La pareja fue detenida por la Guardia Civil a raíz de una denuncia del hermano de la víctima. El denunciante ratificó el lunes la acusación contra sus familiares, a quienes culpa del supuesto homicidio de Isabel para hacerse con su herencia esgrimiendo que cuando estaba en Grado no tenía ninguna patología salvo una sordera y cataratas.

La autopsia determina que murió por «una intoxicación aguada» de metales pesados; cadmio y manganeso. Recientemente, el fiscal ha solicitado un nuevo informe forense para determinar con exactitud la causa de la muerte.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.