El encuentro de este martes entre la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el comité de huelga de las Urgencias extrahospitalarias se ha saldado sin acuerdo, con lo cual los paros indefinidos marcados por el sindicato Amyts siguen convocados.

Pese a todo, ambas partes se han emplazado a una nueva reunión en los próximos días para intentar llegar a un acuerdo respecto a la situación de los centro de atención 24 horas, donde la Comunidad ha propuesto que 29 de ellos funcionen con apoyo médico externo a través de videoconsulta.

Tras dos horas de reunión, la secretaria general de Amyts, Ángela Hernández, ha explicado que se ha producido un «cambio completo de la actitud» de la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad, con un planteamiento de negociación sobre la base de un modelo en el que se diferenciaría entre Puntos de Atención Continuada y centros de urgencias extrahospitalarias.

Así, el comité de huelga ha destacado que la Consejería ha puesto sobre la mesa «un avance» sobre la última propuesta presentada el viernes por el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero, con tres tipos de centros: 49 de ellos con equipo completo (médico, enfermera y celador), a los que se suman el CUE de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá, y el resto, 29, sin facultativo presencial.

Estos últimos estarían formados por un equipo de Enfermería (dos profesionales) y celador y tendrían dos modalidades, con once de ellos con apoyo de videoconsulta médica y 18 dedicados a cuidados programados de enfermería durante los fines de semana y festivos.

Así, según ha concretado, la Consejería se ha abierto a diferenciar «claramente» de cara a la población entre centros de urgencia extrahospitalaria, 49 y con equipo completo (médico, enfermera y celador), y 29 Puntos de Atención Continuada con cuidados de Enfermería y celador, aunque no se concretado el nombre que recibiría cada tipo de dispositivo.

Una enfermera llama a pacientes a las puertas de un centro de salud (Foto: Ep)

Más plazas en el ‘Plan de mínimos’

Paralelamente, los otros sindicatos CC.OO., UGT, CSIT Unión Profesional y Satse han registrado este martes en la Consejería de Sanidad un «plan de mínimos» con una serie de líneas rojas para retomar la negociación sobre la urgencia extrahospitalaria en la Comunidad que pasa, entre otras cuestiones, por el refuerzo de las plantillas en todas las categorías, médicos presenciales para todos los centros 24 horas y la recuperación de la jornada laboral de 35 horas.

Los cuatro sindicatos han explicado las alegaciones al quinto plan presentado por el Gobierno regional para la reordenación de los servicios de urgencias de Atención Primaria, que contemplaba 49 centros con equipo completo (médico, enfermera y celador), a los que se suman el CUE de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá, y el resto, 29, sin facultativo presencial.

«Hemos diseñado un plan alternativo al que nos remitió la Consejería de Sanidad; un plan de ‘mínimos’ cuyo cumplimiento por parte del Gobierno de Ayuso sería lo único que conseguiría que el conflicto en la sanidad pública no fuera a más», han concretado.

En este sentido, en este documento defienden que deben los centros de urgencias de Atención Primaria «deben reabrirse en su totalidad, con la dotación de personal multidisciplinar cerrada en los compromisos adquiridos con la Consejería de Sanidad y que fueron incumplidos por ésta».

En este sentido, han insistido en reclamar la contratación de más personal para atender a la ciudadanía en los centros de salud y retomar «el olvidado Plan de Urgencias y Emergencias de la Comunidad de Madrid», «obsoleto» desde el año 2007. «Nuestras propuestas van más allá de lo que son los servicios de urgencias extrahospitalarias, ya que la situación en la Atención Primaria y Hospitalaria también es crítica y los efectos colaterales de este «caos» generado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su maltrato a los y las profesionales del sector, alcanza ya a todos los niveles de la sanidad pública», han recalcado.

Jornada de 35 horas semanales

Entre otras, también retoman la exigencia de la jornada laboral de 35 horas semanales para el personal sanitario, algo que «aliviaría la sobrecarga» de trabajo de las plantillas, «aumento de las plazas de personal en el turno de tarde, cobertura de plantillas del 100% en todas las categorías profesionales y ratificación del acuerdo de riesgos psicosociales, por el que, entre otras cosas, se garantiza tiempo de consulta por paciente y un tope de pacientes por profesional/día».

Finalmente, han recalcado que, en cualquier caso, «la puesta en marcha de este proyecto no deberá afectar en nada a los centros de salud, ni en su funcionamiento ni en su organización interna u horarios».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.