Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido al Gobierno de España un total de 700 camas del Hospital Enfermera Isabel Zendal, así como el resto de centros que componen el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) para las necesidades asistenciales y de complejidad que puedan requerir los ciudadanos ucranianos, inmersos en un conflicto bélico con Rusia desde esta semana.

Así lo ha transmitido el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, a través de una carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la que explica que la Comunidad de Madrid está en disposición de ofrecer estas 700 camas en el Zendal en un plazo de 48 horas, que aumentaría hasta las 1.000 en una semana, que incluyen tanto hospitalización como Unidad de Cuidados Intensivos.

Publicidad
Publicidad

De la misma manera, el consejero de Sanidad ha puesto a disposición del dispositivo humanitario el resto de centros que componen el Servicio Madrileño de Salud, para las necesidades asistenciales y de complejidad que se puedan requerir, según recoge el Ejecutivo madrileño en un comunicado.

Así, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha tomado conciencia de la gravedad de la situación que está atravesando el pueblo ucraniano y se ha solidarizado con ellos poniendo su infraestructura sanitaria para lo que necesiten.

Como ha defendido Ayuso en diferentes ocasiones, el Ejecutivo autonómico construyó el Hospital Enfermera Isabel Zendal hace más de un año con el fin de ayudar en la asistencia sanitaria durante la pandemia del Covid-19, así como cualquier otra emergencia que pudiera surgir. Durante este tiempo también ha servido como uno de los centros para la vacunación 24 horas contra el coronavirus.

Un pabellón del hospital madrileño de pandemias.

Madrid activa una ‘bolsa’ de emergencia

Por su lado, el Ayuntamiento de Madrid ha activado una bolsa de emergencia de 250.000 euros, «ampliable en un futuro», en coordinación con la Embajada ucraniana y las entidades de ACNUR y Cruz Roja, con el objetivo de atender las necesidades de los refugiados ucranianos debido a la guerra con Rusia.

Así lo ha anunciado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, a los medios de comunicación tras su visita al mercadillo municipal de Aluche, donde ha recordado que esta ayuda se suma a las 80 plazas que el Consistorio ya ha puesto a disposición en el centro de acogida temporal de emergencia de Vallecas ‘Las Caracolas’ para recibir a refugiados.

«Las Caracolas están preparadas para recibir no solo refugiados, sino a familias refugiadas. Aunque nunca va a ser su casa, queremos que sea lo más similar posible a ella porque vienen de una experiencia muy traumática. Se han acostado en paz y se han levantado en guerra, siendo convocados a las armas personas que nunca habían empuñado una», ha expresado.

En esta línea, ha detallado que la primera recepción que hacen los refugiados ucranianos es Polonia, pero que a nivel europeo «el mecanismo que se activa debe ser el reparto entre países» y ha destacado que Madrid «se distingue por acoger especialmente».

Villacís ha recordado que la capital ya acogió a refugiados en la crisis de Afganistán en este mismo emplazamiento y ha recordado que «las mujeres afganas que sufren esa situación de terror siguen existiendo».

Un total de 23.356 personas de nacionalidad ucraniana y 7.680 de nacionalidad rusa residen en Madrid, según se desprende de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press, actualizados a 1 de enero de 2021.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.