Publicidad

OPINIÓN TERESA LÓPEZ: La salud mental está cobrando cada vez más importancia, estamos empezando a ser conscientes de lo necesario que es hablar sobre estos temas y la dificultad de esta problemática. La realidad es que España es de los países de la Unión Europea que menor cantidad de especialistas en salud mental tiene dentro de la sanidad pública.

Ya en 2015, la OMS (Organización Mundial de la Salud) mostraba que 1 de cada 10 personas en el mundo padecía un problema de salud mental. La Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad correspondiente a 2018, apuntaba a cifras similares correspondientes a la población española, destacando la ansiedad y la depresión entre los problemas de salud mental más frecuentes.

Publicidad

La pandemia de la COVID-19, como ya conocemos, ha disparado estas cifras hasta niveles muy preocupantes. En la misma línea, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), advierte también de que la prevalencia de ansiedad y depresión se ha duplicado en todos los países, siendo los niños, niñas y adolescentes los más afectados, debido a la naturaleza de las restricciones se han visto aislados en un momento de su vida en el que es imprescindible el trato con el resto.

En cuanto a los colectivos profesionales más castigados, el sanitario ha sido uno de ellos durante la pandemia y las posteriores olas. Los datos del Primer Estudio Global sobre Impacto de la COVID-19 en la salud de los trabajadores, indica que el 40% de los profesionales del ámbito sanitario y del trabajo social requeriría una valoración detallada por parte del área de salud ocupacional para valorar la presencia de trastornos de ansiedad y depresión.

El Estudio Estatal sobre las condiciones de Salud Psicológica en los Servicios Sociales de las Administraciones Locales realizado por CCOO Servicios a la ciudadanía y administración local, el Consejo General de la Psicología de España y Psicofundación, de este año 2022, muestra la necesidad de atención y asistencia psicológica para la población en general, y recomienda facilitar el acceso de atención psicológica de prevención. “Los síntomas depresivos, de ansiedad y estrés no remiten por sí mismos y, en la mayoría de ocasiones, son tratados mediante psicofármacos que no suelen resolver la problemática, siendo necesaria en estos casos una asistencia psicoterapéutica, más eficaz cuanto antes se intervenga”, y propone la inclusión de profesionales de la Psicología Clínica en Atención Primaria.

El año 2020 se ha convertido en el año de los suicidios en España, situándose como la principal causa de muerte no natural, con 3.941 personas que se quitaron la vida, la cifra más alta de la historia desde que se empezaron a tomar registros en 1906. Los espeluznantes datos nos dejan con 11 suicidios diarios en España, una tasa de 8,31 por cada 100.000 habitantes.

El suicidio es una importante causa de muerte en el mundo, nos debemos dar cuenta de lo significativo de este problema si comparamos la cifra de asesinatos en España en el año 2020 ascienden a 333. Por cada persona asesinada se suicidaron 11,8 personas. De la misma manera, se han pruducido 2,7 veces más muertes por suicidio que en accidentes de tráfico. La principal causa de muerte entre la juventud española con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años después del cáncer han sido los suicidios.

ESPAÑA – SUICIDIOS
AÑOSUICIDIOS MUJERESSUICIDIOS HOMBRESTOTAL SUICIDIOSTASA SUICIDIOS MUJERESTASA SUICIDIOS HOMBRES SUICIDIOS CADA 100.000 HABITANTES
20201.0112.9303.9414,1812,618,31
20199002.7713.6713,7311,947,76
20189202.6193.5393,8311,317,49
20179612.7183.6794,0311,737,81
Elaboración Unidas Podemos. Datos: Macro Expansión.

El 15,5% de la población española dice haber tenido ideas de muerte, pero ese porcentaje se eleva hasta un 25,7% entre los jóvenes de 18 a 25 años, según un estudio patrocinado por el Consejo General de Psicología de España, por debajo de esa edad, los datos también son preocupantes y apuntan de nuevo a un incremento. Es la primera vez (en 2020) que se alcanzan los 14 suicidios de menores de 15 años, duplicando la ya preocupante cifra de 2019, que era la mitad. También se ha producido un aumento de estos casos entre los mayores de 80 años, con un aumento del 20% en 2020 respecto del año anterior.

La base de este aumento tan preocupante entre los más jóvenes, es precisamente la falta de información y de empatía en el trato con el resto. Creemos que una buena manera de atajar este problema es fomentar y promover las charlas o talleres a menores y a profesores sobre este tema, el objetivo sería disminuir el estigma de quienes lo padecen, además de dotar de herramientas para solventar problemas de este tipo al profesorado.

La semana de la salud mental, que se ha realizado en Alcalá de Henares ha supuesto una buena labor para concienciar y visibilizar la realidad social en la que vivimos, pedimos un esfuerzo más, llevar las palabras a los hechos, nadie niega que la salud mental es un problema, nadie niega que tenemos un aumento significativo en estos problemas debido en gran parte a la pandemia, es un punto común para prácticamente todos los partidos políticos con independencia de su color. En nuestra ciudad existen diversos centros en los que se tratan problemas relacionados con la salud mental, desde Unidas Podemos creemos que es una buena noticia que contemos con tanta oferta en cuanto a centros, pero siguen siendo pocos los profesionales que trabajan en ellos. Muchas veces se encuentran desbordados por la cantidad de pacientes que tienen y esto les obliga a dar un servicio muchos más rápido de lo que deberían, con todos los problemas que conlleva tratar a los pacientes a esta velocidad.

Teresa López es concejala portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.