Publicidad

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, acompañada por el concejal de Cultura, Álex Martín, ha visitado este jueves la escuela de teatro para mayores no actores en el Centro Sociocultural Joan Miró. Se trata de una iniciativa de la Asociación de Mujeres Agua Viva que cuenta con la colaboración de la Concejalía de Cultura.

El taller está dirigido a personas mayores de 55 años, aficionadas al teatro o que quieran iniciarse en el campo de la interpretación. En el curso se trabajan aspectos como la interpretación y la creación de personajes, el juego escénico, la improvisación o la expresión corporal.

Publicidad

Con este curso de teatro se promueven actividades que fomentan la socialización de los mayores y ayudan a mantener activa su mente con ejercicios y técnicas teatrales, refuerzan la confianza, la relajación, reducen sus miedos, eliminan prejuicios, les ayudan a cooperar y resolver problemas, y lo hacen en un ambiente en el que el trabajo común y la diversión es lo fundamental.

Las actividades se realizan en grupos de entre 5 y 10 personas y actualmente se lleva a cabo los jueves de 10:30 h a 12:00 h. Su principal objetivo es preparar el montaje de una obra para llevarla a los escenarios a final de curso. El precio del taller es de 20 euros al mes.

Participante de la escuela de teatro para mayores no actores/ Ayto, Móstoles

Nuevas tecnologías

Este nuevo taller se suma al recientemente puesto en marcha para acercar las Nuevas Tecnologías a los mayores del municipio y dotarles de los recursos necesarios para que “fomenten y amplíen” sus conocimientos y “no se queden aislados al margen de la era digital en la que vivimos”.

Aprenderán a hacer una videollamada, a realizar gestiones básicas a través del móvil, a descargar aplicaciones, buscar contenidos en Internet o usar las redes sociales, entre otras cuestiones”, han señalado desde el Consistorio en una nota.

En este caso, lo harán a través de diversos talleres de informática que organiza la Concejalía de Derechos Sociales y Mayores, desde donde justifican esta necesidad exponiendo, además, un estudio de la Fundación Mapfre.

El 60 por ciento de la población española mayor de 55 años, está ya conectada a Internet. El 40 por ciento restante, apenas lo utilizan o son analfabetos digitales”, han recalcado.

Se trata por tanto de una formación complementaria de carácter práctico que reforzará “su autonomía y su independencia” en el uso de los teléfonos inteligentes, y también en el caso de la informática.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.