Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha remarcado este lunes que el compromiso del Gobierno en cuanto al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es cumplir con senda de la Carta Social Europea y que se sitúe en el 60% del salario medio al final de la legislatura, en 2023. «Evidentemente, esta es una de las tareas que tenemos que abordar en el próximo otoño», ha remarcado.

En cuanto a la reunión que tiene previsto celebrar en septiembre el Ministerio de Trabajo con el comité de expertos para abordar esta subida, el presidente ha confirmado la voluntad de cumplir con el compromiso recogido en la Carta Social Europa y en el acuerdo de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos.

Publicidad

El pasado mes de febrero, el Consejo de Ministros dio ‘luz verde’ a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.000 euros mensuales con efectos desde el 1 de enero de este año, lo que supone 35 euros más que el SMI vigente actualmente (965 euros al mes por catorce pagas).

Desde la llegada del Gobierno de Pedro Sánchez el Salario Mínimo Interprofesional se ha incrementado un 33,5%, pasando de 735 euros a los 1.000 euros actuales.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (Foto: A. Pérez Meca/Ep)

La última subida

El Gobierno llegó a un acuerdo con CCOO y UGT para subir el salario mínimo a 1.000 euros mensuales con efectos desde el 1 de enero de este año, lo que supuso 35 euros más que el SMI vigente en aquel momento (965 euros al mes por catorce pagas).

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, rubricó el acuerdo en nombre del Gobierno, mientras que los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han firmado por la parte sindical.

Las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme no se han sumado a este acuerdo, tal y como se esperaba tras rechazar ayer sus órganos de gobierno, por unanimidad, la propuesta del Gobierno, coincidente con la de los sindicatos, de elevar el SMI a 1.000 euros al mes para 2022.

En una comparecencia de prensa tras la firma del acuerdo, la vicepresidenta ha agradecido a todos los agentes sociales el trabajo realizado en esta mesa y ha señalado que, aunque el acuerdo sólo se ha suscrito con los sindicatos, lo importante es que ha habido diálogo social. Además, ha afirmado que, pese a la negativa de los empresarios a respaldar el acuerdo, el diálogo social goza de una «magnífica salud».

Ya entonces, Díaz negó que el alza del salario mínimo interprofesional vaya a destruir empleo en sectores como la agricultura o entre los autónomos, consideración que compartieron también los líderes sindicales, que calificaron esta tesis como «teología».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.