La portavoz municipal del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha anunciado hoy que se ha aprobado de manera definitiva, para su posterior presentación al Pleno, de la nueva ordenanza de limpieza. Se trata de un reglamento «fundamental», tal y como ha calificado Sanz, «para seguir mejorando la situación de limpieza de la ciudad».

Uno de los cambios más destacados de la nueva normativa es elevar la infracción de leve a grave, con multas desde 751 a 1.500 euros, para el sobrellenado de contenedores de residuos de construcción, ha destacado la portavoz. Además, también se determina la obligación para los comerciantes de utilizar el servicio de recogida puerta a puerta de cartón en las calles en las que se realice.

La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, informa en rueda de prensa de los acuerdos adoptados en el Ayuntamiento de Madrid

«La inversión en recogida de residuos y limpieza supone un esfuerzo presupuestario de más de 700 millones de euros anuales por parte del Ayuntamiento de Madrid y esta inversión debe estar respaldada por las buenas prácticas de los ciudadanos», ha señalado Sanz, mientras destacaba que el objetivo de la ordenanza es que «la ciudad esté más limpia», con una normativa que «persigue de manera especial, elevando el régimen sancionador, prácticas como el abandono de residuos por botellón – que se tipifica por primera vez en la normativa madrileña – y también incrementando las sanciones relativas a los grafitis».

El abandono de restos durante los botellones será castigado con mayor dureza a partir de la entrada en vigor de la nueva ordenanza, elevando las multas de 400 euros actuales hasta los 2.000 euros que pueden llegar.

Grafiti

En cuanto a los grafitis, a pesar de que las multas ya se habían agravado en 2020, la nueva normativa contempla que las sanciones partirán ahora de un importe de 2.000 euros hasta llegar a los 3.000, junto a la exigencia de reparación de los daños al margen de la propia sanción. En caso de reincidencia se castigarán esas acciones con sanciones de entre 4.000 y 6.000 euros.

En cuanto a la recogida de residuos, la nueva ordenanza determina también horarios para deshacerse de residuos de vidrio en los contenedores dispuestos a tal efecto. «Se podrá arrojar el vidrio en el contenedor verde durante 14 horas al día, entre las 8 de la mañana y las 22:30 horas, quedando prohibido en el horario nocturno restante».

Así, la ‘Ordenanza de limpieza de espacios públicos, gestión de residuos y economía circular’ está ya lista para elevarse a Pleno de este mes de diciembre para su aprobación definitiva. A esta normativa se han presentado 24 escritos con 88 alegaciones, de las cuales 19 se han aceptado de manera total, seis de manera parcial y 63 se han desestimado.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.