Publicidad

El juez de lo Contencioso-Administrativo número 30 de Madrid ha anulado el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid por el que se aprobó la retirada del callejero de los nombres de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, dejando sin efecto la retirada en noviembre de 2020 de la placa del histórico dirigente socialista y ordenando su reconstrucción.

Así consta en un auto, en el que se estima el recurso interpuesto por UGT frente al Ayuntamiento de Madrid, la Asociación reivindicativa de la memoria histórica Raíces y Vox.

Publicidad

La impugnación se dirigió contra el acuerdo de 29 de septiembre de 2020 por el que salió adelante la retirada de la capital de los nombres Avenida Francisco Largo Caballero y del Bulevar de Indalecio Prieto.

Placa del Bulevar Indalecio Prieto, en Madrid – EP

Dicho acuerdo conllevó también la retirada de la placa conmemorativa al histórico dirigente socialista y de la Unión General de Trabajadores ubicada en el número 4 de la plaza de Chamberí.

UGT recurrió el acuerdo «en defensa de la memoria y el reconocimiento de las figuras de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, líderes obreros y dirigentes históricos de UGT, cuyo reconocimiento, divulgación y recuerdo de su figura y pensamiento resulta presente para el movimiento sindical español e internacional».

En la resolución, el juez determina que sendos actos administrativos no se ajustaron a derecho. En cuanto a la placa, obliga a la Junta de distrito de Chamberí a que se reconstruya y se reponga del lugar donde estaba ubicada.

Hechos no acreditados

Las partes codemandadas hacían responsables a Largo Caballero y a Indalecio Prieto de robos, saqueos y confiscación de reservas del Banco de España, de monedas del Museo Arqueológico Nacional y de cajas de seguridad privada de los bancos durante la Guerra civil, entre otros hechos y sobre los que el juez afirma que «ninguno han sido acreditados en el recurso».

Expone el juez que dichos hechos no encuentran encaje en los supuestos previstos en el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, ya que sendos dirigentes políticos no exaltaron la sublevación a la República ni la fomentaron ni apoyaron el golpe de Estado, así como tampoco exaltaron la represión de la Dictadura, ya que «ambos murieron en el exilio».

Sobre la placa, aduce el magistrado que el Ayuntamiento omitió en el proceso de retirada de la placa recabar el informe preceptivo de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico Artístico y Natural de la Ciudad de Madrid, al que estaba obligada al tratarse de un elemento incluido en el catalogo de elementos protegidos del PGOUM/1997.

La asociación Raíces ha señalado que mantienen íntegras sus expectativas de ver, mediante el oportuno recurso de apelación, «retirados los nombres de las calles de Madrid de dos de los principales responsables de la Guerra Civil Española».

PSOE defiende que la placa de Largo Caballero «nunca debió arrancarse a martillazos» y celebra su restitución

El concejal del PSOE Ramón Silva ha defendido este miércoles que la placa de Largo Caballero «nunca debió arrancarse a martillazos» y ha celebrado que se vaya a restituir tras la decisión judicial.

Así lo ha trasladado después de que el juez de lo Contencioso-Administrativo número 30 de Madrid haya anulado el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid por el que se aprobó la retirada de las calles de Largo Caballero e Indalecio Prieto, dejando sin efecto igualmente la retirada de la placa del sindicalista y ordenando su reconstrucción.

«Estamos muy contentos de que esta primera sentencia en relación con la retirada de la placa de Largo Caballero sea favorable a la UGT y a todas víctimas del franquismo y el nazismo», ha subrayado en declaraciones distribuidas a los medios de comunicación.

También, ha informado de que otros procedimientos judiciales en marcha que esperan que «también sean favorables» a sus pretensiones. «La sentencia considera probado lo que siempre ha defendido el Grupo Municipal Socialista que la placa de Largo Caballero estaba protegida por lo que nunca debió arrancarse a martillazos sin ningún procedimiento», ha aseverado.

Silva ha recordado que Francisco Largo Caballero fue «presidente del Consejo de Ministros de un gobierno democrático y constitucional y también padeció los campos de concentración nazis por lo que la retirada de su placa no solo fue contraria a derecho también fue una ofensa a todas las víctimas del franquismo y el nazismo».

Por último, ha exigido al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que no recurra esta sentencia, «de la misma manera que no recurrió la restitución de las calles franquista en su momento porque le gustaron más los nombres franquistas que los acordados por el pleno sin ningún voto en contra».

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.