El Getafe venció por la mínima al Mallorca este fin de semana (1-0) consolidando, tras una victoria muy sufrida, su objetivo de acercarse a la permanencia, hacia el que ha dado un paso casi decisivo.

Hubo que remar, y esperar hasta el minuto 82 para abrir el marcador de un duelo marcado en rojo en el calendario y tras venir de empatar en San Mamés. Borja Mayoral definió de forma magistral tras un pase milimétrico de Gonzalo Villar para llevar el delirio a las gradas. Pudo ser antes, pero el gol se resistía. Aun así, los nuestros no dieron por bueno el empate y empujaron hasta encontrar el merecido premio.

Publicidad

La primera parte transcurrió sin apenas ocasiones por ambos lados. Las necesidades de los dos equipos fueron palpables en los minutos iniciales. El Mallorca replegaba y cedía la iniciativa al conjunto azulón, que cargaba el área de efectivos a la mínima, pero la defensa bermellona se mostraba muy segura en los marcajes.

Únicamente Carles Aleñá llevó algo de peligro a la meta defendida por Sergio Rico, pero su tiro se marchó alto en la que fue la última acción antes del descanso. Se enfilaba el túnel de vestuarios con el mismo resultado, y un reguero de amarillas entre medias.

Para la reanudación, Quique Sánchez Flores introdujo cambios. Juan Iglesias y Borja entraron por Damián Suárez y Sandro. El cambio de piezas permitió dar descanso a dos amonestados y soltarse en el juego. Todo lo contrario, para los mallorquinistas, que se quedaron con diez en un penalti por manos de Russo tras consulta en el VAR.

Enes Ünal asumió la responsabilidad desde los 11 metros, pero Sergio Rico detuvo el lanzamiento y el posterior rechace de Olivera. Con un jugador más y el apoyo del público el campo se inclinó. Así hasta que llegó el 1-0, a la postre definitivo. Un triunfo necesario en lo deportivo y lo anímico.

Quique Sánchez Flores.

Un paso «importante»

El entrenador del Getafe, Quique Sánchez Flores, reconocía lo importante de la victoria ante el Mallorca, aunque advertía de que todavía queda mucho. Lo destacable, a su juicio, es que ya se empiezan a acercar a equipos que tenían a mucha diferencia de puntos.

«Es un paso importante, pero no definitivo», dijo al finalizar el encuentro. «Vamos igualando con equipos de delante, que es un objetivo que nos marcamos. Hay que ser optimistas. Si hacemos un relato de miedo, no vamos a caminar ni ir a ninguna parte», sentenció.

Además, el técnico azulón valoraba lo relevante que están siendo la aportación de los jugadores que llegaron en el mercado de invierno: «Ellos han venido a sumar. Gonzalo no tuvo suerte en momentos, No acompañó la situación. Cuando entra, va conociendo su responsabilidad dentro del grupo -esgrimió-. Sabemos lo que puede dar. Cada vez que sale genera fútbol. Salió y generó más llegada, seguridad, control… Le tenemos un cariño inmenso que no tiene nada que ver con los minutos que juegue. Simplemente, ha llegado con jugadores que estaban bastante bien y la entrada no ha sido fácil».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.