Publicidad

El club azulón cierra en el Estadio de la Cerámica un 2019 magnífico en el que ha cumplido con creces todos sus objetivos y solo pelea por encontrar su techo competitivo

GETAFE / 21 DICIEMBRE 2019 / En un momento de forma casi inmejorable y una inercia de resultados sin parangón respecto a la historia azulona en primera división, al Getafe le queda un último trabajo antes de dar carpetazo al año y disfrutar de las Fiestas.

Para Bordalás, entrenador para el que no existen las inercias, futbolisticamente solo cuenta el tiempo existente entre el ‘ahora’ y el momento de inicio del próximo partido; el valor de su equipo solo reside en el trabajo de esta semana y la actitud de sus jugadores, los cuales podrán guiar al equipo hacia una nueva victoria: “Mañana es importante volver a ser el equipo que somos habitualmente”.

Publicidad

Más allá de recurrir a convencionalismos, el partido de este sábado tarde -18:30 horas- es una dura prueba para el combinado azulón. Por ello, calificó el partido de “dificilísimo” realizando una pequeña corrección al periodista que en sala de prensa le preguntaba sobre su próximo rival.

Estilos enfrentados

El Villarreal ha demostrado de sobra en esta primera vuelta que su margen de categoría futbolística es alto, pero quizás con excesiva frecuencia, los ‘groguets’ han sido débiles en defensa y se han atascado en la expresión de un poder ofensivo en el que sobran recursos.

Consciente de ello, el Villarreal acepta el intercambio de golpes en llegadas a ambas metas, aspecto que implica que los getafenses tengan que cuidarse en no ser arrastrados por la dinámica de partido que desearán imponer los amarillos. Si el Getafe, por su parte, dirige el partido hacia un juego de posición y pelea por el dominio territorial, donde los azulones se hacen valer, las posibilidades de victoria crecerán considerablemente para los hoy visitantes.

Publicidad
Publicidad

“El Getafe compite siempre”

En los últimos partidos, el Vllarreal si ha demostrado un mayor grado de consistencia defensiva y regularidad, imprescindibles para haber sacado un empate ante Atlético de Madrid y vencer al Sevilla en Nervión en los dos últimos choques. Javi Calleja, en su correspondiente atención a los medios antes del partido, ha insistido en este concepto, ya que valora y alaba del Getafe su capacidad para ser compacto y mantener un buen nivel de juego en el total del partido.

En lo referido a los jugadores que saldrán de partida, si el Villlarreal si podrá gozar de la oportunidad de sacar su mejor once, el Getafe si tendrá algún impedimento para ello. A la lesión de Kenedy, que se está recuperando de un esguince, se une la lesión de carácter leve de Jason, que le obligó a salir del partido de Copa del Rey antes de lo esperado. Por consiguiente, las opciones por el costado derecho se reducen a usar a Portillo o recurrir a doblar lateral, opciones a las que ha acudido en los dos últimos partidos de liga.

Debido quizás a que se trataba de la última comparecencia de Bordalás ante los medios locales del año, el ‘míster’ se permitió por un instante mirar más allá, concretamente a las fechas de descanso y los deseos para 2020. Reconoció que el parón “vendrá bien” y lanzó el deseo de que el equipo en el año que viene siga haciendo disfrutar. Después de ese parentesis de segundos,mientras no se pite el final del choque en Estadio de la Cerámica, solo importa ganar al Villarreal.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *