Publicidad

El nuevo técnico alfarero, Jorge Romero, no pudo estrenarse este domingo con victoria al frente del primer equipo de la Agrupación Deportiva Alcorcón, que cayó derrotado ante el Valladolid (2-0) en su visita al José Zorrilla.

Comenzaba el partido sobre el verde de Zorrilla con un Alcorcón muy ordenado y dedicado en labores defensivas frente a un Real Valladolid con mucho toque de balón; los de Jorge Romero tratarían, así, de buscar la rapidez por bandas de Juan, Hugo y, en balón aéreo, a Al Badaoui en punta.

Publicidad

Este último sería quien, en una buena jugada personal, se plantaría en la portería defendida por Roberto para anotar – en fuera de juego – un tanto que sería anulado. Tras ello, sería el Real Valladolid quien respondería a la ofensiva alfarera pero con más acierto; sería Aguado quien, en el minuto 17, anotaría el 1-0.

Tras este tanto, los alfareros pondrían una marcha más en tareas ofensivas y tratarían de llegar al área vallisoletana; así, llegaría la oportunidad del empate por mediación de Bellvís quien, tras recibir balón en el área, dispararía pero con tan poca fortuna que este daría en el palo. Gran ocasión amarilla para poner el empate pero, lamentablemente para nuestros intereses, el 1-0 sería el resultado con el que nos iríamos al descanso.

El nuevo técnico alfarero, Jorge Romero/ ADA

En la segunda mitad, los amarillos subieron línea de presión y fueron a buscar, línea por línea, a su oponente, presionando muy alto para tratar de desbaratar el juego de toque de su rival; así, consiguieron aminorar las ocasiones locales y llegar, con mayor facilidad, al área local.

Publicidad

No obstante, los vallisoletanos lograban alcanzar la meta defendida por Dani Jiménez, quien tuvo intervenciones muy meritorias, a las llegadas de Sergio León, Weissman y Cristo quienes, con sus disparos, trataron de ampliar distancias.

Con mucho pundonor y poca fortuna, los amarillos pelearon por cercar el área de Roberto y sería, por el contrario, el Real Valladolid quien pondría el 2-0 definitivo en el 86 por mediación de Weissman.

Pelear, pelear y pelear; es el camino para revertir esta situación; levantarse y seguir trabajando. Desde ya pensando en el siguiente partido, en casa, con nuestra gente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.