Publicidad

La Policía Local de Valdemoro ha trasladado su más sentido pésame a la familia, amigos y compañeros del teniente coronel jefe de la Guardia Civil y jefe de la Unidad Especial de Intervención (UEI), Pedro Alfonso Casado, que ha fallecido como consecuencia de las lesiones sufridas tras recibir un disparo en la cabeza por parte de un hombre atrincherado en Santovenia de Pisuerga (Valladolid).

Alfonso Casado, vecino de Valdemoro, permanecía ingresado desde el viernes, 1 de julio, en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde fue operado de urgencia ese mismo día pero finalmente ha perdido la vida, según han informado a EP fuentes del Instituto Armado.

Publicidad

Los hechos se remontan a la madrugada del viernes, cuando P.A.S.H, conocido como ‘El Chiqui’, mató presuntamente a un varón de 45 años de un disparo y se atrincheró con un rehén durante más de doce horas.

Hasta el lugar se desplazó la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil que tiene su base en Valdemoro, al frente de la cual se encontraba Pedro Alfonso Casado.

Llegó sobre las 07.00 horas y, a las 08.15, un disparo realizado con un fusil de alto calibre, «a ciegas» desde dentro de la vivienda a través de la puerta cerrada, alcanzó al teniente coronel, que fue trasladado al Hospital Clínico de Valladolid.

Horas después, en torno a las 13.00 horas, ‘El Chiqui’ liberó al rehén al que tenía en la vivienda y una hora después se entregó a la Guardia Civil.

Dos agentes observan la vivienda donde un hombre se ha atrincherado con un rehén tras matar a otro, en Santovenia, Valladolid – Photogenic/Claudia Alba / Europa Press 01/7/2022

Trayectoria

Pedro Alfonso Casado era un agente leonés más que experimentado con una amplia hoja de servicio que incluía 25 años en la unidad de élite de la Guardia Civil, la Unidad Especial de Intervención (UEI), el equivalente a los GEO. «Era un veterano y un oficial de primera línea», destacan fuentes de la Benemérita antes de incidir en que era un agente «comprometido y valiente».

Tanto es así que sus compañeros ponían de relvieve estos días que el teniente coronel era un mando que siempre «entraba el primero ante cualquier intervención» y que «era de los de sígueme y no de los de vamos».

Veterano de la unidad, Casado estuvo destinado con el rango de capitán, ya en los grupos de élite de la Guardia Civil, en el País Vasco cuando la banda terrorista ETA aún estaba en activo y participó en la captura de algunos de sus integrantes. «Era un hombre aguerrido y comprometido que en este tipo de operaciones entra el primero liderando al grupo», reiteraban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.