Publicidad

La Comunidad de Madrid, a través de la dirección general de Infraestructuras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, ha recibido esta tarde el «decreto de situación legal de ruina urbanística» de las viviendas situadas en la calle Presa 4 y Rafael Alberti 1 y 3 de San Fernando de Henares afectadas por la Línea 7B de Metro.

Según han explicado desde la Consejería de Transportes, esta medida permitirá continuar con los trámites establecidos administrativamente para proceder al derrumbe de forma controlada el bloque de estas casas.

Publicidad

Este jueves se enviará el proyecto de demolición al Colegio de Arquitectos para su visado y posteriormente se solicitará la aprobación del mismo al Consistorio de la localidad y así poder comenzar el derribo supervisado de 24 casas, dos locales comerciales y 39 plazas de garaje. Ya se han iniciado los trámites para la modificación del encargo de emergencia que dé cobertura a la demolición.

En septiembre del pasado año, el Consistorio declaró la ruina física inminente ordenando el desalojo de los vecinos e instando a rehabilitar o demoler –sin concretar en qué caso se podía demoler ni con que alcance, que en ruina física inminente es muy excepcional–.

Posteriormente el Ayuntamiento de San Fernando, por decreto el 26 de enero de 2022, inició el expediente de ruina legal urbanística donde instaba en algunos apartados la demolición y en otros la rehabilitación.

Publicidad

El 8 de febrero, la dirección general de Infraestructuras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras y la asociación de afectados de Metro Rafael Alberti y Presa de San Fernando de Henares presentaron alegaciones que fueron estimadas por el Consistorio, exponiendo que la única opción técnica era la demolición. Y es hoy, 6 de abril de 2022 cuando la Comunidad de Madrid ha recibido ya el «decreto de situación legal de ruina urbanística», según señalan desde el ejecutivo regional.

No obstante, el alcalde de la ciudad, Javier Corpa, siempre ha asegurado que  la Comunidad de Madrid «tiene desde hace tiempo la declaración de ruina física inminente, por lo tanto si necesitan actuar con carácter inmediato pueden hacerlo, lo que no puede hacer la Comunidad es que, cada vez que les surge un problema, intentar poner el balón en el tejado del Ayuntamiento». El Consistorio insiste en el día de hoy, «La ruina inminente, que permite el derribo, está desde septiembre».

El edificio situado en la calle Presa, 4 y Rafael Alberti, 1 y 3 lleva desalojado desde el pasado 22 de septiembre del 2021 al presentar graves daños y con peligro de derrumbe afectado por la línea 7B de Metro.

Realojos

Hasta la fecha, la Administración regional tiene realojadas a 32 familias, la mayoría en apartahoteles, a los que se sumarán las 14 familias de las calles Pablo Olavide y Ventura de Argumosa, cuya alternativa habitacional será en régimen de arrendamiento cuyo coste será asumido íntegramente por la Administración regional, al igual que los gatos de los tres suministros (agua, luz y gas). No obstante, los vecinos llevan señalando desde hace semanas, que muchos de ellos aún no tienen alternativa habitacional debido a que las condiciones que impone la Comunidad de Madrid para dichos alquileres, no son aceptadas por inmobiliarias ni particulares.

Una de las casas que serán próximamente desalojadas en Pablo de Olavide – Fotografía Alejandro Escribano

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.