El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, a través de la empresa municipal Rivamadrid, ha adquirido 150 contenedores nuevos para sustituir a las unidades más deterioradas de las avenidas y calles principales del barrio Centro.

En concreto, se trata de contenedores de distintas fracciones de residuos [resto (color gris), envases ligeros (amarillos) y papel cartón (azules)] que se han colocado en sustituyendo a unidades más deterioradas.

Este proceso de renovación, que ya se ha llevado a cabo en otras zonas de la localidad como el barrio de Covibar, pasando luego al Casco Antiguo, continuará en los próximos meses en los otros dos barrios del municipio (Oeste y Este).

Rivas cuenta actualmente con 1.579 contenedores: 580 de fracción resto, 345 de envases, 330 de cartón y papel y 324 de vidrio (estos últimos de gancho y gestionados por la entidad Ecovidrio). Además, Rivamadrid tiene repartidos 51 contenedores de 800 litros y 46 de 120 litros en chalés, establecimientos y centros educativos.

Familias que participan en el proyecto piloto del quinto contenedor/ Ayto. Rivas

Quinto contenedor

Por otro lado, más de 1.600 familias de la ciudad ya habían introducido el quinto contenedor en sus hogares este verano, según los datos facilitados por la empresa municipal Rivamadrid.

Este cubo, de color marrón, sirve para depositar los residuos de materia orgánica que generan las casas (restos de comida, alimentos en mal estado, excedentes alimentarios que no se han consumido -siempre separados de su envase- y restos vegetales de pequeño tamaño y de tipo no leñoso procedentes de jardinería y poda.

El proyecto piloto se implantó primero en el barrio de La Luna. Tras el éxito en el barrio de La Luna y después en el Cristo de Rivas, la iniciativa se ha seguido extendiendo por la ciudad.

La siguiente zona que acogió el cubo marrón, de residuos orgánicos, fue Covibar, y en las áreas que ya formaban parte de este proyecto se instalarán, progresivamente, contenedores de carga lateral, sustituyendo a los actuales.

El objetivo es llegar a todo el municipio, dotar a toda la localidad de este contenedor marrón así como preparar a la ciudadanía para esta práctica cuando, a corto plazo, se apruebe la ley estatal que sentará la obligatoriedad de separar la materia orgánica domiciliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.