El Hospital Universitario del Sureste se ha adscrito a la Alianza para la eliminación de las hepatitis víricas en España mediante la cual se pretende la erradicación total del virus de la hepatitis C (VHC).

Este programa, ‘Sureste sin C’, es un proyecto en el que colaboran las administraciones locales de las 21 poblaciones de la zona, los centros de salud de las mismas y el propio hospital, ha informado el centro hospitalario en un comunicado. El objetivo es localizar, diagnosticar y tratar a todos los pacientes silentes con esta enfermedad vírica.

El Servicio de Aparato Digestivo del Hospital busca de este modo facilitar la consecución de los objetivos del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en España y contribuir con sus esfuerzos a la meta marcada por la Organización Mundial de la Salud de lograr la eliminación del VHC en 2030.

Desde la aparición de los antivirales de acción directa, ha cambiado radicalmente el manejo de estos pacientes, logrando la curación de la enfermedad en la inmensa mayoría de ellos con un tratamiento de corta duración y sin efectos adversos.

Sin embargo, todavía existe «un gran número» de pacientes sin diagnosticar, ya que la hepatitis C es una enfermedad que «apenas produce síntomas» hasta que se encuentra en fase avanzada, y, en muchos casos, cuando ya se ha producido cirrosis.

Por este motivo, los especialistas recomiendan llevar a cabo planes integrales, dirigidos especialmente a aquellas poblaciones vulnerables o en las que la prevalencia del virus es mayor.

El Hospital del Sureste (Foto: SATSE).

‘Sureste sin C’

El Plan Integral se compone de una estrategia de microeliminación para el cribado y tratamiento de poblaciones vulnerables y una de macroeliminación para las personas de entre 40 y 70 años.

El proyecto de microeliminación se inició hace varios meses y consiste en la «búsqueda activa de personas infectadas en colectivos vulnerables y con factores de riesgo. Para ello, se organizaron diversas sesiones formativas, tanto en Atención Primaria como en el propio hospital.

Además, se han buscado pacientes en nichos de especial prevalencia o incidencia a través de organizaciones de ayuda a estos colectivos. Asimismo, en estos momentos se está formando a los profesionales de aquellos servicios del hospital en los que se trata a pacientes de grupos de mayor prevalencia y se incentiva la realización de pruebas diagnósticas en pacientes hospitalizados.

Con esto se pretende efectuar un cribado conjunto del virus SARS-CoV-2 y de la hepatitis C. De esta forma se aprovecha la oportunidad que brinda la pandemia de la Covid-19 para avanzar en la eliminación del VHC.

Otros programas que se están llevando a cabo son la inclusión de la serología de la hepatitis C en el formulario quirúrgico para el estudio preoperatorio, la realización del cribado universal en Urgencias en pacientes mayores de 40 años y la promoción del cribado del VHC a través de paneles informativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.