El Hospital público Universitario Infanta Cristina de Parla ha estrenado un servicio de scooter eléctrico para que personas mayores o con movilidad reducida se desplacen, gratuitamente y de forma autónoma, por el interior de las instalaciones del complejo hospitalario.

Antes de su puesta en funcionamiento, el hospital reunió a las principales asociaciones de pacientes de la localidad, como Fibroparla, la Coordinadora local de personas mayores y la asociación de Esclerosis Múltiple APADEM, entre otras, para abordar conjuntamente sus necesidades de movilidad y probar el vehículo en un circuito que se diseñó.

Tras las pruebas realizadas, el 100 por ciento de los participantes valoró positivamente su facilidad de uso y la autonomía que les aporta para transitar por el hospital, y expresaron su deseo de que el uso de estos vehículos se generalizara.

Se trata de una iniciativa que cuenta con la asesoría de la Fundación Vivir Sin Barreras
(FUNVIBA) y se rige por un convenio que la entidad ha suscrito con el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), para facilitar la movilidad en la red de hospitales públicos de la región mediante vehículos eléctricos de asistencia para estos pacientes y sus familiares por razón de edad o discapacidad.

Cesión gratuita

El acuerdo incluye, según han informado fuentes municipales, la cesión gratuita de las scooters a los centros sanitarios que deseen ponerlas a disposición de sus usuarios junto con un servicio de mantenimiento también gratuito.

El Hospital público Universitario Infanta Cristina es el primero en incorporar la prestación de este servicio, que garantiza la autonomía plena de personas con dificultades de movilidad para acudir a consultas, pruebas médicas o para visitar a otros pacientes hospitalizados.

Las personas con movilidad reducida representan aproximadamente el 6% de la población española y muchas de ellas acuden a diario a los hospitales. Son pacientes que, sin ser usuarios de silla de ruedas, se ven obligados a recorrer largos pasillos cuando acuden a consultas externas o a la farmacia del hospital a recoger sus medicamentos, y suelen requerir de acompañamiento.

El uso de estos vehículos les permite desplazarse por el hospital con autonomía plena. La zona de influencia del Hospital público Universitario Infanta Cristina, en el sur de la región, comprende el municipio urbano de Parla y las localidades de Batres, Torrejón de Velasco, Torrejón de la Calzada, Cubas de la Sagra, Serranillos del Valle, Casarrubuelos y Griñón. Presta asistencia a una población de referencia de
más de 170.000 personas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.