Publicidad

Los agentes acudieron alertados por la llamada de un vecino del inmueble

LEGANÉS / 24 FEBRERO 2014 / Agentes de la Policía Nacional han liberado a un empresario que permanecía secuestrado en su propio domicilio de Leganés por su socio y tres encapuchados, según la Jefatura Superior de la Policía Nacional.
Fue un vecino el que alertó al 091 de que se escuchaba a alguien proferir gritos de auxilio en la vivienda. Un coche patrulla se dirigió de inmediato al lugar y, a su llegada, los agentes sorprendieron a dos individuos que, al percatarse de la presencia policial, intentaron huir lanzándose por una de las ventanas de un primer piso. Estos dos individuos llevaban el rostro cubierto por un pasamontañas, portaban guantes y fueron detenidos de inmediato. El salto les causó lesiones en piernas y brazos.
Al acceder al interior de la vivienda, los agentes detuvieron al tercer secuestrador, que igualmente llevaba el rostro cubierto y guantes, y liberaron a la víctima. El secuestrado había sido agredido físicamente y se encontraba amordazado, con los ojos vendados con cinta americana y esposado de pies y manos.
Asimismo, los agentes hallaron a otro hombre tumbado en el suelo del salón, que sin embargo no presentaba ninguna lesión en su cuerpo y tampoco se hallaba inmovilizado.

VICTIMA SIMULADA

Publicidad

Las gestiones posteriores corroboraron que se trataba de un socio del secuestrado y que también estaba implicado en el rapto. De hecho se le considera el responsable de facilitar a los secuestradores datos personales de su socio y de sus familiares, así como las llaves del domicilio para que los encapuchados aguardaran en su interior hasta la llegada de la víctima.
Los detenidos planearon el secuestro para obtener beneficio en un corto espacio de tiempo, ya que tenían conocimiento de la buena situación económica de la familia.

Entre los efectos incautados a los detenidos se encuentran una pistola con su cargador y ocho cartuchos, una cámara de fotos, varios terminales móviles, dinero en efectivo, pasamontañas, guantes y grilletes.

A DISPOSICIÓN JUDICIAL EL VIGILANTE QUE DISPARÓ

Por otro lado, el vigilante jurado que supuestamente disparó a un joven de 18 años el sábado en un tren de Cercanías en la estación de Parque Polvoranca ha pasado a disposición judicial.

La Policía tiene confirmado, tras tomarle testimonio y analizar su arma, que Alín Nicu C., de 35 años, de origen rumano, fue el que disparó la pistola. Ha sido acusado de un delito de lesiones graves.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado cuando una pandilla se coló en la estación leganense. Se produjo un forcejeo entre los guardias de seguridad y los jóvenes, que acabó con un hombre de 18 años con una herida de bala en la pierna izquierda.

La herida en el muslo presentaba un orificio de entrada y otro de salida. El joven fue ingresado en el Hospital 12 de Octubre con pronóstico reservado pero estable. En los últimos días ha pasado a planta y está evolucionando favorablemente.

DAVID CASTILLEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.