Leganés podría verse forzado a despedir a 375 trabajadores o rebajar la nómina municipal un 25%

El alcalde hace este planteamiento a los sindicatos en caso de que no se apruebe el presupuesto de 2014

 

 LEGANÉS/3DIC/DESPIDOS_ El Ayuntamiento de Leganés podría enfrentarse al despido de 375 empleados municipales o verse forzado a rebajar la nómina de todos los trabajadores un 25 por ciento si no se aprueba el presupuesto municipal de 2014, que se encuentra actualmente prorrogado.

Así de rotundo y dramático se ha expresado el alcalde popular, Jesús Gómez, ante los sindicatos del Comité Unitario de Trabajadores (CUT), que engloba a todas las secciones sindicales con representación en la Administración local.

Publicidad

El regidor y los sindicatos debatían y negociaban las mejoras del convenio colectivo, cuando de repente Gómez ha soltado la ‘bomba’. Inmediatamente, las negociaciones han quedado suspendidas, y a expensas de una reunión entre Ejecutivo y sindicatos para abordar el tema de los presupuestos.

Pero, es posible tan brutal recorte o se trata de un farol del alcalde para presionar a la oposición (esto es, PSOE, IU y Unión por Leganés (ULEG) para que aprueben su presupuesto municipal (el PP necesita al menos la abstención de uno de estos Grupos).

Según ha explicado UGT en su boletín la tesis del Gobierno local: si los presupuestos de 2014 no prosperan, el remanente negativo de Tesorería “deberá absorberse en un solo ejercicio presupuestario”, lo que “supondrá una reducción de 17 millones de euros en los capítulos I, II y IV”.

Publicidad

Según UGT, el alcalde ha informado de que esta reducción deberá llevarse a cabo «principalmente en el capítulo I, es decir, salarios de los trabajadores municipales».

El sindicato ha cuestionado que se plantee esta cuestión «sin tener aún un informe que aclare y concrete algo más este respecto».

Entre las opciones figuran estos despidos («escalofriante cifra») o la «reducción de un 25 por ciento del salario total de todos los trabajadores del ayuntamiento». Si se aplicase la medida finalmente, el sindicato considera que se generarían «centenares de dramas familiares».

Publicidad

Por su parte, el CUT ha decidido “suspender” las negociaciones por el convenio y pedir la celebración de una “reunión urgente” para abordar el asunto presupuestario.

En todo caso, el CUT ha recordado que no tolerará “despidos ni reducción salarial alguna”. “Estamos convencidos de que hay soluciones presupuestarias posibles”, ha sentenciado, tras recordar que no permitirá que el Gobierno local del PP “vuelva a utilizar a la plantilla municipal como moneda de cambio para sacar adelante su programa político”.

“Exigimos al equipo de gobierno del PP que presente y negocie los presupuestos con responsabilidad y verdadera voluntad de diálogo con el resto de grupos políticos municipales”, han apuntado los sindicatos, que han pedido a la oposición que ejerza “ésta de una manera  responsable, evitando que vuelva a utilizarse a los trabajadores municipales como arma arrojadiza”.

DAVID CASTILLEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *