Publicidad

La Junta de Gobierno aprueba el presupuesto inicial de 183 millones, que precisará de un plan de saneamiento financiero

Elaborará un plan de inspección fiscal para hacer aflorar una bolsa de fraude de 7 millones y destinará 37 millones a inversiones 

LEGANÉS /17 FEBRERO 2014 / La Junta de Gobierno local de Leganés ha aprobado inicialmente el presupuesto municipal de este año, que ascenderá a 192 millones de euros en ingresos, incluyendo las empresas públicas del Suelo (EMSULE) y de Comunicación (LG Medios, aunque el remanente negativo de Tesorería ha obligado a la delegación de Hacienda a elaborar un Plan de Saneamiento Financiero que se aplicará hasta 2017.

El alcalde, Jesús Gómez (PP), y el concejal de Hacienda, José Javier de Diego, han presentado el documento este lunes, que pasará ahora a Pleno donde, para prosperar, deberá contar al menos con la abstención de uno de los grupos de la oposición (PSOE, IU o Unión por Leganés).

Publicidad

El regidor, no obstante, ha explicado que si es rechazado, se volverá a llevar a Junta de Gobierno por segunda vez, donde quedará aprobado definitivamente, una posibilidad que fija la Ley para municipios con presupuestos prorrogados, como el caso de Leganés.

En materia de ingresos, el documento presupuestario recoge unos ingresos vía impuestos directos de 64 millones de euros y otros 8 a través de impuestos indirectos. Además, recoge 17 millones procedentes de tasas y una inversión real de 37 millones de euros.

En cuanto al capítulo de gastos, la remuneración del personal quedará en 67 millones (un 37 por ciento), y la compra de bienes y servicios del día a día del Ayuntamiento, en 64 millones (35 por ciento).

Publicidad

Jesús Gómez ha destacado que este documento –que supone una “actualización” del aprobado en 2012—recogerá por primera vez un Plan de Saneamiento Financiero para ‘adelgazar’ los gastos de la Administración local e incrementar los ingresos.

Para esta vía, el Ejecutivo de Gómez prevé la elaboración de un plan de inspección fiscal que permitirá hacer aflorar previsiblemente un montante de 5 a 7 millones de euros de “evasión de impuestos”.

José Javier de Diego ha explicado que este plan se aplicará hasta 2017 merced al Remanente Negativo de Tesorería que heredó el PP esta Legislatura de anteriores gestores. El documento prevé que, en 2015, las cuentes estén totalmente saneadas y que, tras la adaptación a la Ley de Morosidad, no sea preciso modificar los tributos municipales.

Publicidad

El alcalde ha valorado que este Plan debería haberse aplicado en pasadas legislaturas, cuando las diferencias entre gastos e ingresos alcanzaban los 20 millones de euros (como el presupuesto de 2010) o los 9 millones de euros (como en 2011).

De hecho, ha recordado que el Ayuntamiento ha conseguido reducir este año la deuda en unos 17 millones de euros, lo que supone un “enorme esfuerzo” por parte de la Administración local.

Con las cuentas ya saneadas, el Ayuntamiento podrá emprender el plan de inversiones, que pasará principalmente por obras de mantenimiento y rehabilitación de varios enclaves ciudadanos. Así, según la concejala de Obras, Beatriz Tejero, se acondicionarán espacios interbloques e instalaciones deportivas, se incrementará la seguridad ciudadana con la adquisición de nuevos vehículos y motos para Policía y la instalación de sedes en La Fortuna y Leganés Norte, y se terminará la Biblioteca Central, paralizada desde hace años por la quiebra de la empresa adjudicataria.

DAVID CASTILLEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.