Publicidad

El Hospital General de Villalba ha implantado un protocolo de detección precoz del VIH en el Servicio de Urgencias, uno de los focos de entrada y atención propicia para llevar a cabo una campaña de prevención y detección precoz de esta infección en pacientes que acuden a este servicio por algún otro motivo.

La doctora María Teresa Cerdán, jefa del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario General de Villalba, ha explicado que «hay una mayor incidencia de pacientes con VIH en aquellos que tienen neumonías, mononucleosis infecciosa, candidiasis o herpes zóster». Para paliar esta situación, el nuevo sistema de cribado implementado en el hospital permite hacer pruebas de VIH a pacientes diagnosticados con alguna de estas patologías o relacionadas con ellas.

Publicidad

Con la implantación de este servicio, los pacientes no tienen que pedir cita, de forma que «todo aquel que cruza la puerta de Urgencias puede ser candidato al diagnóstico temprano del VIH y al que implementar medidas preventivas», ha explicado la especialista.

Aunque se centra en el VIH, la doctora Cerdán ha defendido que el cribado en Urgencias ayuda a detectar otras patologías, sobre todo en aquellos pacientes que «están sanos, pero que pueden tener una infección latente y la desconocen porque no tienen otro contacto con el sistema sanitario, no suelen ir a sus médicos de cabecera, no toman medicaciones crónicas ni tienen contacto con otros especialistas», pero que, sin embargo, se ven obligados en un momento dado a acudir al hospital por una urgencia.

Entrada de Urgencias en el Hospital de Villalba (Foto: Hospital)

Teniendo en cuenta las probabilidades de que una persona sea portadora de VIH sin saberlo, los facultativos de Urgencias aprovechan la ocasión en la que un paciente acude al hospital por otro motivo para hacerle una prueba y detectar o descartar la infección. «El VIH es una patología que está muy presente y a muchos se les olvida», sobre todo en la situación sanitaria actual que pone el foco de atención mayoritariamente en la Covid-19, ha indicado la especialista.

La doctora María Mestre, médico adjunto al Servicio de Urgencias que lidera la implantación del cribado de VIH, ha explicado que el proyecto se basa en un protocolo que permite informar a los médicos de Urgencias de los casos en los que es necesario proponer una prueba de detección de VIH al paciente.

Además, como valor añadido especialmente relevante, este trabajo se apoya en un sistema digital en el que, «cuando el médico da el alta con un diagnóstico concreto, le salta un aviso recordándole que ofrezca la opción de realizar una prueba de VIH». Si el paciente está de acuerdo, se le hace una analítica antes de abandonar el hospital, a cuyos resultados puede acceder posteriormente a través de su médico de Atención Primaria o de la aplicación propia del centro, el Portal del Paciente.

Esta metodología lleva más de dos meses implementada en el hospital y los pacientes la reciben de buen grado. «Suelen aceptar si se les explica bien, indicando que es un protocolo y que se ha comprobado que ciertas patologías están ligadas al VIH sin que el paciente lo sepa», ha indicado.

Seguimiento y automatización en el Portal del Paciente

«Hacemos automatismos de petición de pruebas para otras patologías, como las traumatológicas, de manera que el paciente no tiene que esperar a que le vea el médico y las solicite, sino que, cuando viene a la consulta, esas pruebas ya están solicitadas y realizadas», explica la Dra. Cerdán.

Además, gracias a las numerosas funcionalidades de atención y seguimiento no presencial del Portal del Paciente, siempre que el tipo de patología lo permita, se evitan desplazamientos innecesarios de este al hospital, favoreciendo de esta manera no solo su calidad de vida y resolución de dudas y problemas en tiempo real, sino también el cuidado del medioambiente:

«Muchas veces podemos dar los resultados de manera telemática, por teléfono o por la aplicación, cuando, por ejemplo, son casos sencillos y que requieren de menos intervención médica», ha explicado la jefa del Servicio de Urgencias del General de Villalba.

A su vez, el hospital apuesta por extender iniciativas como esta a otros centros sanitarios. «La intención es exportarla a otros hospitales más grandes ubicados en zonas en las que es más fácil detectar estos casos por el tipo de pacientes que acuden», ha indicado la doctora Mestre.

Fachada del Hospital de Villalba

El proyecto ‘Implantación de una vía clínica de cribado de VIH en Urgencias’ ha resultado, incluso, ganador en las Jornadas de Casos Clínicos 2022 del Grupo de Infecciones en Urgencias de la Sociedad Española de Medicina de Emergencias y Urgencias (INFURG-SEMES).

El galardón, que reconoce las iniciativas de detección temprana de patologías en los pacientes que acuden a Urgencias por otros motivos, avala así este sistema de detección precoz de VIH, una infección que, según datos de ONUSIDA –el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida–, afecta a 38 millones de personas en todo el mundo, y a entre 140.000 y 170.000 españoles.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.