Publicidad

Los trabajadores de los autobuses urbanos de Alcalá de Henares han reiterado este martes su intención de continuar con la huelga convocada hasta Semana Santa ante el «inmovilismo» de la empresa Alcalabus para llegar a un acuerdo.

En concreto, el comité de empresa de Alcalabus, empresaria concesionaria del grupo Monbus, arrancó este lunes una huelga que prevé paros de 24 horas en días alternos hasta el próximo 7 de abril ante la «merma» en sus condiciones laborales.

Publicidad

En un comunicado, desde CCOO, han denunciado el «inmovilismo» del grupo Monbus para alcanzar soluciones «pese a los intentos por parte del comité de empresa para desbloquear» la situación del conflicto. Por su parte, desde la empresa Monbus han asegurado que han aceptado negociar «todas las demandas laborales» que ha motivado estos paros, pero que el comité de empresa ha mantenido la huelga.

Ante esta situación, se han establecido unos servicios mínimos del 60% en hora punta –desde el inicio del servicio hasta las 10 horas– y del 35% el resto del día –hora valle–, según han explicado a Europa Press desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

Desde el comité de empresa, CC.OO. ha señalado que la empresa «denuncia e incumple sus propios acuerdos, en los que vienen recogidas las condiciones laborales desde el año 2006, perjudicando así significativamente a la plantilla de Alcalabús.

En esta línea, los empleados acusan a la concesionaria del grupo Monbus de llevar meses instalada en el inmovilismo y han criticado que busque imponer sus criterios en las negociaciones, «sin tener nunca voluntad conciliadora alguna».

«Durante meses, en la búsqueda de un acercamiento, no han mostrado predisposición alguna a ceder, aun cuando por la parte sindical se han hecho propuestas que aceptaban parte de las exigencias de la empresa», ha censurado.

Así, desde el comité de empresa han recalcado que «nunca se ha negado a sentarse a hablar» y buscar soluciones «conjuntas» pero sí reclama que se respeten las condiciones de trabajo «aportando posibilidades para el desbloqueo, las cuales parecen no ser nunca suficientes para la parte empresarial».

Una situación ante la que, según han dicho, no tienen «otra alternativa» que recurrir a los paros «para dar visibilidad así al desmantelamiento de las condiciones laborales». Ante esta situación, desde el comité de empresa se ha pedido disculpas a todas las personas usuarias del servicio de autobuses «por los posibles trastornos que se pudieran ocasionar».

Disposición a negociar

Por su parte, Monbus ha recalcado que mantiene su disposición a negociar «siempre sin salirse del marco legal» y confía en que los representantes sindicales suspendan la huelga y vuelvan cuanto antes a la mesa de negociación.

En este sentido, la empresa ya ofreció aplazar «temporalmente» la huelga para analizar y debatir cada una de las reivindicaciones de los trabajadores, entre las que se encuentran la aplicación de los acuerdos de empresa en relación al importe de las horas extraordinarias y los turnos de trabajo con mínimas variaciones, los tiempos de toma y deje, la bolsa de vacaciones, un día libre por absentismo o los cambios de libranza y la acumulación de festivos en las vacaciones.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.