El Ayuntamiento de Móstoles ha puesto en marcha por primera vez campamentos urbanos para alumnos del programa de prevención y sensibilización del absentismo escolar con el fin de conseguir el pleno retorno de los menores a las aulas y lograr su integración.

«Estos están orientados a reforzar el carácter preventivo y socioeducativo del programa, ofreciendo, además, un espacio lúdico a los menores», han recalcado desde el Consistorio mostoleño.

En estos campamentos urbanos, destinados a chicos de entre 12 y 17 años, se están llevando a cabo actividades enfocadas al tiempo libre, la educación en valores y el ocio, «creando un espacio seguro» a través de la comunicación, el respeto, el juego y la diversión.

«Con ello se pretende propiciar una mayor motivación hacia todo lo que tenga que ver con los centros educativos y el entrenamiento en habilidades sociales», han explicado.

Además, buscan establecer estrategias para conseguir el pleno retorno de los menores a las aulas y lograr la integración y permanencia en el centro escolar del alumnado cuyas circunstancias favorecen más el absentismo.

Durante la primera quincena de julio, el campamento urbano se ha realizado en la Concejalía de Educación y Juventud. En esta segunda quincena se están realizando en el Centro Educativo Municipal Pablo Picasso.

Obras en el colegio Miguel Delibes

Mientras, en materia educativa, el Ayuntamiento ha anunciado que está acometiendo trabajos de reparación de la fachada y cubierta del colegio público Miguel Delibes aprovechando que los estudiantes se encuentran de vacaciones.

Entre ellos destacan la rehabilitación e impermeabilización de la fachada, actuaciones en la cubierta y el saneamiento de las zonas ajardinadas.

Las obras buscan «garantizar la conservación de los centros educativos», algunos de ellos de más de 30 años de antigüedad, «y asegurar así el bienestar del alumnado».

Todas estas obras se enmarcan dentro de la cuarta fase del plan de reforma y rehabilitación de los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria de la localidad, en el que se ha invertido este año 2 millones de euros y que llega a los 28 centros educativos.

«En total, desde el inicio del mandato en 2019, el Ejecutivo local ha invertido unos 7 millones de euros en el plan de mejora de los centros educativos públicos de la ciudad», han recalcado desde el Consistorio tras la visita de la alcaldesa, Noelia Posse, a las instalaciones del Miguel Delibes.

En la mayoría de los centros educativos se están haciendo llevando a cabo trabajos de fontanería, carpintería, electricidad, pintura, actuaciones en los patios y exteriores o sustitución de solados.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.