Durante tres semanas, se atendió el pasado año a más de 800 pacientes en Malawi sin acceso a suministros básicos

MÓSTOLES / 6 JUNIO 2017 / Gracias al premio de 12.000 euros que la Academia Española de Dermatología y Venereología y la Fundación Piel Sana han concedido al proyecto de consultas solidarias liderado por la dermatóloga Cristina Galván, este podrá realizarse por tercer año consecutivo.

La iniciativa, comandada por la especialista del Hospital Universitario de Móstoles, ayuda a pacientes del área más deprimida de Malawi. Además de la atención directa y totalmente gratuita a personas desvaforecidas -sin acceso a suministros como agua o luz- este proyecto lleva a cabo un asesoramiento a lo largo del año, con disgnóstico y tratamiento de las diversas patologías.

Publicidad

Además de mejorar la salud de los pacientes, se busca reducir la incidencia de enfermedades dermatológicas de la población en general gracias a la formación preventiva. Según explica la doctora “vemos muchas enfermedades comunes, habituales y de tratamiento sencillo, que por no haber recibido asistencia médica y tratamiento, se extienden y desarrollan muchísimo. Se diagnostican muchas enfermedades infecciosas por hongos y con menos frecuencia, también por bacterias, virus y parásitos. También atendemos siempre a pacientes con patología más propia de la zona, como picaduras, larvas, filarias y lepra. Con mucha frecuencia la malnutrición, la falta de higiene y el SIDA, favorece y agrava el proceso”, explica Galván.

El proyecto se lleva a cabo en colaboración con las autoridades sanitarias del país y siempre en íntima colaboración con el personal sanitario local. “Nuestra intención es la mejora de sus habilidades diagnósticas, terapéuticas y de eficacia en el envío de casos a la red de tele dermatología”, subraya la facultativa, para quien la colaboración del personal nativo es vital. “Ellos por su parte nos apoyan en la traducción del Chichewa al Inglés y son imprescindibles para explicarnos la idiosincrasia, costumbres y tratamientos de medicina tradicional local”.

Además de la financiación que se consigue por convocatorias públicas, personas de forma individual, en grupo o empresas, contribuyen con donaciones al desarrollo de los proyectos. Entre ellas destacan las actividades de los alumnos del Instituto Las Encinas, de Villanueva de la Cañada, que todos los años organizan diferentes actos para recaudar fondos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.